El primer prototipo de vivienda de bambú que se construirá en el cantón Olmedo, de la provincia de Manabí, se ejecuta en el marco del proyecto ‘Escuela Taller Manabí Construcciones Sostenibles con Bambú’ que implementa la Organización Internacional del Bambú y Ratán (INBAR) con el financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Este prototipo es parte del plan estatal que el presidente de la República, Guillermo Lasso, presentó el 27 de julio pasado y que se propone subsidiar al 100 % el costo de este este tipo de viviendas, que entran en el segmento de Viviendas de Interés Social (VIS), cuyo costo será de $ 18.700, y las que contarán con dos o tres cuartos, comedor, sala y cocina.

Y justamente, el cantón Olmedo no será solo protagonista por ser donde se edificará este prototipo, sino porque en el territorio existen 2.000 hectáreas de cultivos de caña guadúa, que servirán de insumos para este llamativo plan, del cual Lasso solo reveló, en primer instancia, que actualmente identifican el número de beneficiarios.

Presidente Guillermo Lasso anunció que habrá veto para reforma de Ley de Comunicación aprobada por la Asamblea Nacional

Lo hizo mientras colocaba la primera piedra de la primera casa de este proyecto y después dijo que en Ecuador hay un déficit de más de 583.000 viviendas y además 1,4 millones de casas tienen carencias de servicios como agua potable, alcantarillado y vías de acceso.

Publicidad

Mientras, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) anotó que Olmedo es uno de los diez cantones priorizados a nivel nacional para la implementación del Programa Ciudades ODS -Objetivos de Desarrollo Sostenible- a nivel local mediante un enfoque integral que se debe articular con diversos actores.

Pero, ¿cómo son estas viviendas, cuáles son sus especificaciones, por qué su costo es de $ 18.700? El Miduvi explica que esta intervención es parte del Plan Nacional de Hábitat y Vivienda que se presentó en 2021, en cuyo marco se determinó que un porcentaje de las viviendas de interés social que se construirán se realice con materiales alternativos.

”La vivienda de interés social en bambú es una de las diferentes propuestas de tipología que ha desarrollado el Miduvi, respondiendo a las diferentes condiciones sociales y ambientales que existen en el país”. La cartera de Estado asegura que en el país existen más de 600.000 hectáreas de bambú y en Manabí se encuentra casi la cuarta parte de ese total y que el uso adecuado y sostenible del bambú en la construcción aporta a la reactivación económica local y brinda múltiples beneficios en términos ambientales y de confort en la vivienda.

El tamaño de la vivienda será de 56 metros cuadrados, al que se suma un espacio exterior de 5,5 m², mientras que el tamaño del terreno varía según el predio de cada propietario y aunque con el INBAR se ha desarrollado una sola tipología de vivienda de interés social en bambú, no se ha cerrado la posibilidad de que existan otros modelos que sean parte de las diferentes tipologías que considere el Miduvi para la construcción de este tipo de vivienda, siempre que cumplan con la Norma Ecuatoriana de la Construcción y brinden condiciones de seguridad, durabilidad y confort para los usuarios. Complementariamente, junto a la Academia, se trabaja en el desarrollo de nuevas tipologías que se adapten a cada región, su clima y a sus condiciones socioculturales.

Publicidad

Las ventajas de este tipo de viviendas, según el Miduvi, son:

  1. Sismorresistencia.
  2. Dinamiza la economía local.
  3. Reduce la emisión de gases efecto invernadero.
  4. Brinda confort térmico sin necesidad de sistemas mecánicos.
  5. Genera una menor huella de carbono que los materiales de construcción convencionales.

Sin embargo, una de las dudas tras el anuncio de Lasso fue el precio de $ 18.700 por vivienda. Incluso el asambleísta de la Revolución Ciudadana Roberto Cuero pidió al Miduvi detalles del plan habitacional. ”¿Por qué cuesta $ 18.700 una casa de bambú, donde inclusive el beneficiario debe disponer de un terreno? De inmediato realizaré una solicitud de información al Miduvi para conocer los detalles de este proyecto”, posteó el legislador el 31 de julio pasado en su cuenta de Twitter, donde incluso acusó al Gobierno de racismo estructural.

Se trata de una construcción mixta que emplea hormigón en su cimentación y caña guadúa en su estructura, una de las mejores especies de bambú del mundo para la construcción. Foto: Cortesía del Miduvi

”Si es para los pobres, con caña es suficiente”, criticó Cuero.

Ante los cuestionamientos y la consulta de este Diario, el Miduvi explica que de acuerdo con el marco normativo vigente, el valor de las viviendas de interés social unifamiliares que cuentan con subsidio total del Estado es de hasta 44 salarios básicos unificados (SBU), es decir, hasta $ 18.700. Añade que la tipología de bambú se enmarca dentro de estos parámetros y revela que las viviendas del plan son de construcción mixta que emplea hormigón en su cimentación y caña guadúa en su estructura, una de las mejores especies de bambú del mundo para la construcción.

Publicidad

”El metro cuadrado de construcción de esta vivienda se encuentra por debajo del valor referencial que señala la Cámara de la Industria de la Construcción para una vivienda tipo con acabados económicos”, asegura la cartera de Estado, que puso a disposición del público un recorrido virtual de la vivienda en el enlace https://we.tl/t-CYSXIJuDX2.

No obstante, pese a las críticas, la alternativa es bien vista por el sector de la construcción.

12% del empleo agrícola está inmerso en la cadena del bambú en Ecuador

Henry Yandún, presidente de Constructores Positivos, una organización que representa a más de 600 actores del sector de la construcción, considera que ”la solución en bambú es una buena alternativa por sus características para ciertos segmentos geográficos e inclusos para ciertos segmentos demográficos y también por su interesante desempeño ambiental”. No obstante, sugiere que siendo el déficit de vivienda superior a las 600.000 unidades el Gobierno debería, “tal como prometió en su campaña electoral”, fomentar todos los temas constructivos, algunos de esos, según Yandún, más económicos de los que se han presentado y más industrializables para resolver el déficit actual y para fomentar el empleo.

Mientras, desde el Miduvi no se tiene aún un número exacto de viviendas que se construirán dentro de este plan, debido a que en la actualidad se verifican los criterios de elegibilidad que deben cumplir los postulantes para acceder al incentivo de vivienda en terreno propio. (I)