El sector exportador ecuatoriano acumula pérdidas por alrededor de $ 27 millones en los nueve días de paralización a nivel nacional, informó la mañana de este martes la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor). El paro nacional, que se inició el pasado 13 de junio, fue convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), en rechazo a las medidas económicas del gobierno del presidente Guillermo Lasso.

En tanto, el gremio exportador aseguró, a través de un comunicado, que más de 150.000 plazas de empleo se encuentran en riesgo por la interrupción en las operaciones de actividades productoras-exportadoras concentradas en la Sierra.

“Más de 700 empresas exportadoras han sido afectadas durante las paralizaciones por la imposibilidad de llevar sus productos a puertos y aeropuertos, así como a personal desde sus hogares a las plantas de producción en condiciones de seguridad”, indicó Fedexpor. Entre las principales afectadas están las flores, elaborados de madera, brócoli, pitahaya y granadilla que, en conjunto, representan el 9 % del total no petrolero exportado.

En el caso del sector florícola, la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador (Expoflores) aseguró que las pérdidas económicas por cada día que la carga de flores no puede llegar al aeropuerto de Quito es de $ 2 millones.

Publicidad

El cierre de los principales conectores viales entre la Sierra y los principales puertos y aeropuertos han impedido la movilización de productos que en su mayoría son perecibles, con la consecuente pérdida del embarque y contrato internacional.

El paro nacional pone en espera la instalación de las mesas técnicas para tratar temas del maíz

Como resultado, las materias primas, insumos básicos e incluso contenedores no han podido ser transportados con regularidad a las plantas y fincas productoras, provocando desabastecimiento y riesgo de cierre temporal de operaciones en algunas empresas.

El gremio lamentó y denunció además que se han reportado emisión de “salvoconductos diarios” para que una mínima cantidad de productos pueda ser movilizado, que mayoritariamente son cobrados a los transportistas y empresas directamente con valores que van desde los 150 dólares por unidad.

Fedexpor aseguró que la reducción del flujo de transporte ha impactado en la escasez de contenedores que se utilizan en la región Sierra, y las empresas no pueden enviar sus productos a puertos o aeropuertos.

Publicidad

Además, indicaron que el amedrentamiento a trabajadores de fincas y plantas de producción se ha traducido en un alto nivel de ausentismo, reduciendo la capacidad productiva de las empresas, en otros casos, se evidencia un cierre total de las fincas por temor a mayores represalias.

“La incertidumbre ha provocado que la especulación en precios se traduzca en un incremento de la estructura de costos de todas las empresas, directa e indirectamente afectadas, que tendrá una repercusión en el precio final. Para el caso de productos de exportación, los precios han sido pactados con compradores meses atrás y no pueden ser incrementados o se arriesga la pérdida de clientes para aquellos sectores que logran embarcar su carga”, explicó el gremio en el comunicado.

Mientras, desde la Corporación de Gremios Exportadores del Ecuador (Cordex) también hay preocupación. Su presidente ejecutivo, José Antonio Camposano, aseguró que uno de los sectores más afectados es el brocolero.

“La semana pasada lo primero que hicimos fue solidarizarnos con ellos, con el sector florícola y toda actividad comercial impactada por las acciones violentas”, sostuvo Camposano, quien también es el titular de la Cámara Nacional de Acuacultura.

Publicidad

Sobre el sector camaronero indicó que también se ve afectado por amenazas e intentos de incursión por parte de los manifestantes a unidades productivas.

“¡Debemos seguir sosteniendo más de 180.000 plazas de trabajo que dependen de la actividad!”, sostuvo el dirigente, quien reveló que este martes, ante la escalada de bloqueo de carreteras que afecta la movilización de productos de exportación, el directorio de Cordex tenía previsto reunirse de forma emergente.

Primeros cuatro días de paro indígena dejan pérdidas por $ 50 millones, indica el Gobierno

El sector avícola también acumula pérdidas. La Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave) informó que en una semana de paralización las pérdidas para el sector ascienden a alrededor de $ 14,8 millones.

Además, 3 millones de pollos no han llegado a los centros de faenamiento y mercados a nivel nacional, 45 millones de huevos de mesa tampoco han llegado a los centros de distribución, al igual que 14.000 toneladas de maíz no han sido distribuidos a las fábricas de alimento balanceado; lo que pone en riesgo 30.000 empleos directos del sector avícola.

" A todo lo anterior, se suman los altos precios de materia prima, tanto en el producto nacional como en el importado, que el sector ya ha tenido que asumir en las últimas semanas, por efectos de la crisis mundial; y los cuales lamentablemente se prevé puedan empeorar”, indicó Conave, a través de un comunicado, en el que insistieron en hacer un llamado a los diferentes grupos sociales a respetar el derecho al trabajo y a la libre movilidad.