Conseguir urea barata para aliviar los altos costos de producción que afectan a sectores productivos y un acuerdo con los productores bananeros son dos temas que han marcado la primera semana de Bernardo Manzano en el Ministerio de Agricultura, pero no las únicas tareas del nuevo ministro que tiene en agenda reuniones con productores, sector por sector, con organismos no gubernamentales para lograr apoyo y recursos para programas, y esto mientras termina de completar su equipo de trabajo.

Su plan va más allá de frentear los problemas actuales y quiere empezar cambios a largo plazo, como cambiar la matriz productiva, hacer al pequeño productor más emprendedor agrícola o empresario agrícola.

¿Cuáles son sus prioridades?

El tema agropecuario tiene varios problemas, el primero es comercial tanto externo como interno, externo porque a veces los mercados sobreofertamos, en temas internos como la falta de almacenamiento de los pequeños productores que no pueden vender bien sus productos y son víctimas de los intermediarios. Una de las cosas importantes de mi gestión es el tema comercial, tratar de que sobre todo los pequeños productores tengan facilidades para negociar mejor su producto.

Publicidad

El siguiente tema es que en agricultura entre el 60 % y 80 % en todas las áreas hay pequeños agricultores, unidades productivas de 3, 4 hectáreas, de tener dos o cinco vaquitas, que no tienen el financiamiento necesario ni la tecnología; y al tener costos de producción fijos altos necesita ser productivo para bajar esos costos por unidad. Entonces, la asociatividad o el cooperativismo es muy importante para el pequeño productor.

Al haber asociatividad, cooperativismo, uno puede ya invertir mejor en ellos, invertir en un tractor en tres hectáreas, en cuatro hectáreas es muy difícil, pero si se unen, hacen bloques de cien, doscientas hectáreas, van a tener muchas facilidades, economías de escala, van a poder invertir y nosotros vamos a poder invertir ya en cosas, no del día día o capital de trabajo que ellos necesitan y ayudarlos con las deudas, está bien eso como un arranque, pero en el mediano y largo plazo lo que necesita realmente la agricultura es que haya unidades más grandes para poder invertir en infraestructura, en maquinaria, en el tema tecnológico a través de Iniap, Agrocalidad, podemos dar mejores semillas, más productivas, estamos ahora estudiando un tema del Iniap que reciba plata como si fuera una universidad, vamos a revisar la parte legal para que pueda traer recursos Iniap y estar contactada con las universidades alrededor del mundo y traigamos esa tecnología, hay que hacer ese análisis de adaptación, para ver qué clones, qué semillas o qué productos son mejores para nuestra realidad de Amazonía, Sierra y Costa.

Entre el productor y el exportador los precios son punto de conflicto, ¿hay algún tipo de reforma o mejoramiento para estos precios de sustentación?

Hay una ley que hay que hacerla respetar, pero más allá de eso porque los problemas son repetitivos y la parte comercial afuera es también un tema complicado, sin embargo, sí hay oportunidades, uno debe ser más competitivo para bajar los costos, hay que ayudar al comienzo porque el arranque es complicado, sobre todo al pequeño productor, habrá que hacer subsidio de urea, habrá que hacer ciertas cosas para bajar los costos de producción y que ellos se puedan reactivar poco a poco.

Publicidad

Aquí en paralelo hay que abrir más mercados.

El problema de los productores bananeros es apremiante. ¿Cómo avanza el acuerdo?

Hay unos puntos de agenda que estamos trabajando. Ya comenzamos a trabajar. Es fácil criticar por fuera, hay que venir a trabajar en conjunto porque hay cosas que yo tengo que cumplir, la función pública debe cumplir una serie de procedimientos, yo tengo que hacer lo que esté escrito. Ya estamos comenzando para solucionar. El viernes regreso a Guayaquil para ver los avances. Yo entiendo y los comprendo (desesperación de los productores) porque yo sé el problema que causa eso, ahora tienen que tenerme un poquito de paciencia porque yo no puedo hacer milagros del jueves para acá. Pero tengo toda la predisposición para ayudar.

También me he reunido con los exportadores, y hay que ver cómo ayudamos a todos para que todos mejoren, con énfasis en los pequeños productores.

Publicidad

Ayudar a todos dentro de la cadena y a todas las cadenas.

El viernes me reúno con cañicultores y de palma africana. El lunes entro a trabajar con los arroceros y de ahí la siguiente semana con los maiceros, cada uno tiene sus cosas puntuales. Estoy trabajando en un tema de la urea para conseguirla más barata. Y venga a aliviar un poco los costos de producción.

¿Cómo están manejando ese problema de fertilizantes?

No es tan fácil. Por ejemplo, el 45 % de la producción de potasio mundial que utiliza el banano está entre Bielorrusia, Rusia y Ucrania y Bielorrusia no es que está en guerra, pero por problema político tiene sus restricciones. No es que no están vendiendo, pero dan la vuelta y venden por algún lado, pero ya es más complicado, se encarecen más los productos, es más lento todo. Y los mismos países también inciden en un 15 % del mercado mundial en urea, hay países como India y China que también están restringiendo la urea por los temas de ellos de seguridad alimentaria, todo eso ha complicado. Súmele también el problema de la logística de transporte marítimo. Sin embargo, el presidente una vez que ha arreglado la casa este año, tenemos las cuentas claras, vamos a comenzar a trabajar en estas ayudas para los pequeños productores.

Publicidad

¿De dónde va a venir?

Estamos ahora negociando, hay que trabajar con la empresa privada para abaratar costos porque el Gobierno no tiene facilidades ni transporte, pero podemos ayudar en esa cadena para que al final el pequeño agricultor se vea beneficiado.

Tiene una agenda por sectores. Justo hay un problema con la leche por el precio.

También estaba en este momento terminando de reestructurar a los mandos que trabajan conmigo, vamos completando los cuadros para poder trabajar. Lo primero que hice el lunes fue posesionar al subsecretario de Ganadería, me voy a reunir con él y un grupo de gente, también me vienen a visitar indígenas para ver cómo los podemos ayudar. Tenemos conversaciones preliminares con la industria para que me ayude a poner más centros de acopio porque la leche sale todos los días, tienes que guardarla en algún lugar para poder venderla a un mejor precio. Si no tiene cómo guardar, caes en las manos del intermediario y obviamente te paga lo que le da la gana.

¿Se ha importado maíz? Se habla de una nacionalización de 20.000 toneladas.

Yo no he importado nada. Mi filosofía es que primero se compra la producción nacional y luego hay que hacer las importaciones si hacen falta, normalmente faltan entre 100 y 200.000 toneladas. Este año puede ser un poquito más por los costos de los productos, se ha producido menos, por problemas de lluvia, pero en todo caso primero hay que completar eso y de ahí el tema de las importaciones porque igual la industria necesita para el balanceado, son industrias importantes que también hay que satisfacer. Sí me llegó ese tema el día de hoy, me informaron y ya tengo a la gente para que esté chequeando este tema, que eso no venga a dañar, hay que saber los tiempos de importar para que no moleste al precio ni a la producción nacional.

¿Cómo pueden desde la política pública ayudar a que no haya escalada de precios al consumidor?

Con lo que le estoy diciendo, ayuda de urea, conseguir cosas más baratas, no es fácil porque los insumos agrícolas han subido, a nivel mundial todo ha subido. El tema alimentario es muy importante, hay que tener cuidado y no quedar desabastecidos. En el largo plazo es ser eficientes, economía de escala. Vamos comenzando con las primeras piedras, preparar el terreno, sembrar y que se vaya cosechando, ojalá yo pueda cosechar más adelante, o se pueda cosechar en el otro periodo.

¿Con usted la tercera es la vencida en el Ministerio de Agricultura?

Yo voy a eso, a darle con todo. Yo solo pido que me tengan paciencia, que yo sí quiero ayudar. Y ya de entrada estamos viendo cómo hacemos todo, lo más rápido posible, tenemos vocación de servicio, conocemos el campo y por eso nos preocupa, pero yo tengo limitaciones en el sentido de que hay que seguir procedimientos internos porque la plata no es mía, hay que estar seguro de que todo fluya correctamente y que esté sustentado legalmente para poder hacer los desembolsos, las ayudas, la ayuda internacional. En la medida que vaya posesionado el equipo podríamos ir actuando más rápido, hemos comenzado con banano, arroz, y así vamos yendo punto por punto. Pensar en las cosas urgentes y también pensar en las cosas importantes a largo plazo, sentar las bases para las políticas a largo plazo. (I)