El ministro de Energía y Minas, Xavier Vera Grunauer, asegura que se mantiene el plan de introducir al mercado ecuatoriano la nueva gasolina de 89 octanos, a la que se ha denominado ecoplús 89, y que este 11 de agosto se iba a poner en marcha, pero fue suspendido por parte de Petroecuador.

La estatal petrolera no ha dado explicaciones sobre el porqué de este nuevo aplazamiento. La comercialización de este combustible tenía como fecha de arranque el 12 de julio pasado, pero las protestas que se dieron en el país en junio postergaron el proceso. Luego se indicó que el plan piloto comenzaría el 12 de agosto en tres provincias: Guayas, Esmeraldas y Los Ríos. Pero también se ajustaron días y finalmente no empezó.

Precio y logística podrían haber entorpecido el plan piloto para la comercialización de gasolina ecoplús 89

Por parte del Gobierno, el ministro confirma que no se ha echado abajo el plan piloto, y también que se mantendrá el subsidio en las gasolinas extra y extra con etanol cuyo precio está congelado en $ 2,40 el galón y el diésel que cuesta $ 1,75.

Aunque Petroecuador no dio una nueva fecha para el inicio de la comercialización de la nueva gasolina cuando anunció la suspensión del plan, tres días antes de su inicio, y hasta el momento sigue sin especificar cuándo se ejecutará el plan piloto, extraoficialmente se conoce que estaría previsto retomarlo la última semana de agosto.

Publicidad

Mezclar gasolinas, usar aditivos y hasta empujar el carro, entre lo que hacen los consumidores frente a los altos precios de la gasolina

La ecoplús 89 busca ser una alternativa para los consumidores que migraron de la gasolina súper -que tiene 92 octanos- a la extra de 85 octanos, pues el precio de la súper se ajusta mensualmente acorde con el mercado internacional, mientras que la extra mantiene el subsidio del Estado.

El fin de semana se realizaron las pruebas y este lunes 8 estaba previsto empezar el despacho en la Terminal Pascuales, y el 9 lo mismo en la de Esmeraldas. Unas 68 estaciones de servicio se inscribieron para apoyar esta iniciativa y costearon adecuaciones y el trámite respectivo para la venta de este nuevo tipo de combustible.

De color verde será la nueva ecoplús 89, un poco más clara a la ecopaís y a la extra

Esta nueva gasolina es de mayor octanaje y de menor azufre. Según expertos, este combustible de mejor calidad será positivo para el ambiente y optimizará el funcionamiento de los automotores. Las dudas son por el precio del cual dependerá la acogida del consumidor. El precio de venta al público no se ha informado, pero la noche del lunes se conoció ya el precio de terminal: $ 3,67. A este valor normalmente las comercializadoras y distribuidoras le aumentan el margen de comercialización. En el caso de que ese margen fuese 23 centavos, entonces el precio de venta a los usuarios hubiese sido $ 3,90. Sin embargo, esta cifra, si bien podría ser atractiva porque es más baja que la de la gasolina súper ($ 5,20), no parecía cuadrar con respecto al precio real o de mercado.

De acuerdo con los datos de Petroecuador, la extra y ecopaís -con precio congelado- al momento tienen 85 octanos y un promedio de 291 partes por millón de azufre (la normativa INEN permite hasta 650 ppm). Pero la ecoplús 89 será de 89 octanos y de 200 partes por millón. Para el 12 de octubre está prevista, en cambio, la llegada de la súper de 95 octanos y la desaparición de la súper de 92 octanos. (I)

Publicidad