Este viernes continuará, desde las 09:30, el tratamiento del proyecto urgente de Ley de Defensa de la Dolarización, con miras a elaborar el informe para primer debate (cuyo plazo para entregarlo termina este sábado). Esto, en medio de opiniones radicales a favor y en contra de la norma, apalancadas también en la campaña política que ya se cerró.

El presidente de la Comisión, Franco Romero (IND), al hacer una evaluación del proceso de debate interno dijo que a través de las comparecencias se han recibido una serie de opiniones a favor, otros a favor de manera parcial y otros totalmente en contra del proyecto.

Frente a criterios tan disímiles, los asambleístas deberán tener la capacidad de discernimiento y analizarlo “poniendo los pies en la tierra”, indicó. Lamentó que el debate se haya mezclado con la campaña electoral, pues incluso en el interior de la Comisión hay representantes de CREO y del correísmo, que son las tendencias finalistas. Considera que después de este fin de semana “las aguas se irán calmando”.

Según Romero, en el primer informe se buscará entregar los insumos que se han recogido en esta etapa de socialización de la ley, mientras que se afinará el articulado ya en el segundo informe. Estimó que se podría mejorar el texto, estableciendo que no haya dos juntas sino una sola, pero con dos direcciones, una monetaria y otra financiera.

Publicidad

Gabriela Larreátegui (SUMA) consideró que, en general, la ley está bastante bien. Para la asambleísta, es importante que se implementen los cuatro sistemas del balance del BCE y que quede claramente establecido que el BCE no podrá entregar crédito ni al sector público ni al privado. En cuanto a las dos Juntas, se podría revisar su integración, pues ha habido ciertos criterios de expertos en el sentido de que debería ser plural. En cuanto al tema de la autonomía del Central, consideró que se puede llegar a ella por varias vías, pero aclaró que de ninguna manera se puede hablar de que se quiera privatizar al Banco Central del Ecuador (BCE).

Entre tanto, Lira Villalba (RC) coincidió en que en este periodo se han escuchado exposiciones polarizadas, pero ha quedado claro que el objetivo es quitar la política monetaria al Ejecutivo, lo cual es inconstitucional. En este sentido, dijo, quienes quieren ir por ese camino deberían promover una reforma constitucional.

A ella y a su bancada también les generan preocupación los requisitos para las cooperativas, que, según afirmó, afectarían a las más pequeñas. Asimismo, están en desacuerdo con la propuesta sobre el uso de las reservas. Todos temas insalvables, aclaró.

Para Villalba, es muy difícil que en este momento se logren cambiar artículos, por lo que lo más probable será que solo se hagan observaciones. Sin embargo, agregó que las comisiones no pueden convertirse en pasapapeles y consideró que el primer informe deberá contener una recomendación clara sobre la ley. De no ser así, difícilmente tendrían un voto a favor de dicho informe, por parte de los asambleístas del correísmo.

De acuerdo con Romero, en la sesión de este viernes, se buscará elaborar un informe y la votación se podría realizar el sábado 10 de abril.

El presidente de la mesa calculó que sí habría los votos para aprobar el informe de primer debate. Incluso para el segundo debate, pero no se puede saber lo que sucederá en el pleno.

Por ejemplo, podría suceder que no se alcancen los votos para aprobarla, pero tampoco para negarla. Podría pasar entonces por el Ministerio de la Ley. En otro caso, si se niega la ley, al ser archivada permanecería con el candado de un año, antes de poder ser tratada.

Al ser consultada Larreátegui sobre cuál es el pronóstico que ella tiene sobre la aprobación o no de la ley, dijo que aún es temprano para saber, pero mucho dependerá de los resultados de la elección del domingo. (I)