El arroz con menestra de lenteja, el moro de lenteja y otros platos que incluyen esta leguminosa se han convertido en típicos e infaltables en la mesa de los ecuatorianos y en restaurantes. ¿Pero conocía usted que este importante ingrediente se produce muy poco en el país y lo que se consume en el mercado interno y lo que empresas ecuatorianas exportan ya procesado se traen de otros países como materia prima?

Según cifras del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el país importó el año pasado 30.585 toneladas (t) de lentejas, en su mayoría desde Canadá (29.421 t) y Estados Unidos (564 t).

Mientras, en lo que va de este año, de enero a mayo, se han importado 7.101 toneladas. Canadá sigue siendo el principal proveedor con 6.295 toneladas, seguido de Estados Unidos con 671 t, y también se sumó Rusia con 135 t.

En tanto, la producción de lentejas es muy marginal en el país. Diario EL UNIVERSO consultó al MAG sobre este rubro. La cartera de Estado, con base en cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) que se desprenden del Espac, la principal fuente de información oficial sobre el sector agropecuario, con un marco de muestreo adoptado de acuerdo con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), señaló que en el 2020 la producción solo alcanzó las 82 toneladas, 17 t producidas en la provincia de Bolívar y 66 t en Chimborazo.

Publicidad

Del Sur innova con una línea soluble y en el 2020 presentará cinco productos

En el país existen tan solo 305 hectáreas (ha) de superficie sembrada, 26 ha en Bolívar y 279 ha en Chimborazo; de las cuales 274 son cosechadas.

Sin embargo, la entidad advirtió que las cifras son tomadas como referenciales.

“La información de este cultivo no es publicada por el INEC debido a que los datos se obtienen a través de una encuesta por muestreo y los errores asociados a las estimaciones de los cultivos no publicados pueden ser muy altos y algunos van perdiendo su nivel de representatividad, por lo que los datos provistos no son oficiales sino referenciales”, sostuvo el MAG.

No obstante, desde el sector privado confirman la escasa productividad del país. José Esteban Galarza, gerente de Mascorona, una empresa que importa lentejas desde Canadá, aseguró que en Ecuador no se produce lenteja y que el 100 % se importa.

“Ecuador no produce lenteja, todo lo que hay en el país es importado; importó $ 19 millones en el 2020 (30.237 t), en el 2019 $11 millones (19.241 t) y a mayo del 2021 $ 930.000 (1.218 t), aseguró el empresario, quien reveló que el consumo per cápita de lenteja en el Ecuador es de 1,68 kg, según cifras del 2020.

Esto se traduce en que en el país, con 17′751.277 habitantes, se consumen al año 29′822.145 kilos de lentejas; y que la producción nacional solo cubre el 0,27 % de esa demanda.

Publicidad

Sin embargo, pese a que casi el 100 % de la lenteja en Ecuador es importada, esto no ha sido obstáculo para que esta sea tomada como materia prima y se exporte desde el país a otros destinos como Chile, comentó Galarza, que envía este producto desde el 2020 a este mercado.

“Importamos de Canadá como materia prima, como lenteja seca, y a esta la semiprocesamos o procesamos, y exportamos bajo nuestras marcas a otros países”, explicó Galarza, quien proyecta un crecimiento estimado de un 100 %.

Aumenta demanda de productos vegetarianos y veganos en Ecuador; marcas preparan nuevas propuestas

Pero, ¿en qué consisten estos semiprocesos o procesos? El gerente de Mascorona señaló que semiprocesar significa que el producto pasa por un proceso de selección y clasificación para ser empacado en presentaciones de menor peso y ser comercializado en las perchas de las cadenas de retail o entregado a los grandes distribuidores, para que su fuerza de ventas lo comercialicen directamente al consumidor final o sea entregado al detallista.

Añadió que la lenteja procesada es cuando el producto ha sufrido ya una modificación por cocción, deshidratación, etc., industrial o combinado con otros insumos para obtener otro producto. Un ejemplo de esto es el Rapilunch de menestra, un producto de Mascorona, bajo su marca Orgranik.

Galarza es optimista y proyecta la apertura de más mercados, pues aseguró que están en negociaciones para exportar productos a base de lenteja convencional y orgánica a los Estados Unidos. Sin embargo, analizó que para impulsar este tipo de exportaciones, así como la de otros granos que sí se producen en el país, como la quinua y los frejoles, es necesario buscar acuerdos arancelarios y no arancelarios, tratados de libre comercio y fitosanitarios.

En el caso de la quinua orgánica, Ecuador exportó 1.148 t en el 2019 ($ 2,9 millones); 734 t en el 2020 ($ 1,9 millones); y 247 t a mayo de este año ($ 650.000). Mientras, de quinua tradicional exportó 1.504 t en el 2019 ($ 3,8 millones); 1.106 t en el 2020 ($ 2,8 millones); y 274 t a mayo del 2021 ($ 640.000). Y en frejoles varios se han exportado más de 12.000 t desde el 2019 a la fecha por más de $ 15 millones. (I)