La Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera dispuso la eliminación de la tarifa por recibir dinero a través de transferencias electrónicas entre distintas entidades financieras.

Para el efecto, la Junta emitió la resolución 672-2021-F, informó el Banco Central del Ecuador (BCE), el 5 de agosto. Antes de la resolución, por estas transacciones digitales los clientes debían pagar $ 0,22, incluidos impuestos.

“Desde ahora, recibir transferencias electrónicas no tendrá ningún costo, lo que representará un ahorro para los ecuatorianos de más de $ 21 millones al año”, explicó el BCE.

Guillermo Avellán, gerente del Banco Central, dijo que esta medida estará acompañada de reformas integrales y de un programa de educación financiera que impulsará el uso de medios de pagos electrónicos.

Avellán anotó que con la decisión se cumplen tres objetivos:

  1. Reducir el uso de efectivo, que representa un alto costo para el país, ya que las especies monetarias deben ser importadas desde los Estados Unidos y distribuidas a nivel nacional.
  2. Disminuir la probabilidad de contagios de COVID-19 al minimizar el contacto con monedas y billetes.
  3. Reducir los costos de movilidad de los ciudadanos e incrementar su productividad, al impulsar el uso de medios de pagos electrónicos. (I)