Los maestros jubilados y los extrabajadores de medios incautados se sumaron ayer a una larga lista de acreedores del Estado que reclaman sus haberes. Esta vez, la Coordinadora de Maestros Jubilados del Ecuador Alfonso Yánez Montero denunció que existe una deuda de $ 650 millones por parte del Gobierno por el pago de incentivos jubilares a unos 11.069 maestros.

Mientras tanto, los extrabajadores de los medios incautados pidieron que antes de que se termine el gobierno se les cancelen los dineros de indemnizaciones y pagos del IESS, entre otros.

En días pasados, este Diario relató una serie de incumplimientos por parte del Gobierno de pago de bonos ofrecidos, tanto para servidores públicos de primera línea como para quienes quedaron en el desempleo en la pandemia; así como deudas con la petrolera estatal y otros rubros pendientes con los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD). Hasta ese momento, lo adeudado ascendía a $ 1.600 millones, pero con los nuevos pedidos la cifra se incrementa a más de $ 2.250 millones.

Cecilia Paredes, representante de la organización, explicó que el Gobierno ha pagado a por lo menos 16.000 jubilados los valores correspondientes por unos $ 1.100 millones, de una deuda heredada del gobierno anterior que data del 2008.

Publicidad

Sin embargo, existen aún unos 1.000 rezagados de años anteriores (2008 2017) y este número se ha incrementado por los nuevos jubilados de 2018, 2019 y 2020 que también tienen derecho al incentivo y que llegan a 10.000. Entre los afectados están 308 jubilados que en primera instancia debían recibir el pago en bonos, pero por demoras y trámites ya han cumplido 70 años y ahora deberían recibir el pago en efectivo.

El problema se constituye en un drama social, por la vulnerabilidad de salud y falta de recursos de estos jubilados, y hace pensar a los miembros de la Asociación en posibles medidas de hecho. Según Cecilia Paredes, las bases están pidiendo una movilización a los diferentes ministerios, así como a las dependencias del Gobierno en cada provincia. No se ha descartado una huelga de hambre, aunque esto podría perjudicar la salud de los jubilados, dijo la dirigente.

Paredes añadió que el Gobierno no les ha confirmado sobre los dineros que se deberán entregar este año, ni tampoco un cronograma de pagos. Solamente se ha indicado que se pagarían dos millones semanales. La cantidad no alcanzaría para cubrir el total adeudado.

Durante esta semana, se espera que se realicen protestas y movilizaciones, tanto por parte de los maestros como de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD). Hoy, la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) realizará una movilización, que partirá desde el parque del Arbolito.

Sobre el tema de pagos, el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, dijo por la mañana en una entrevista televisiva que el Gobierno cuenta con el dinero necesario para el pago de bonos para servidores de primera línea y para los desempleados. Sin embargo, aseguró que había ciertos problemas de legalidad para la entrega. En este sentido, dijo que se estaban buscando los vehículos adecuados para realizar la entrega y que estos ya se han encontrado. En este sentido, sostuvo que los bonos se entregarán en los próximos días.

Sobre el tema de los GAD, el ministro afirmó que hasta abril quedará al día con los gobiernos seccionales. Todo lo del 2020 ha sido cancelado. Sin embargo, Pozo admitió ayer que los montos que el Ministerio está entregando no son los que los GAD consideran que deben recibir. El problema se generó porque existen disposiciones legales que establecen porcentajes a recibir dependiendo de los recursos fiscales y petroleros. Estos fueron justamente los que se contrajeron por la pandemia. También hay inconformidad de los GAD por el Método de Equidad Territorial, que rige la entrega de los recursos. (I)