El viernes 30 de julio concluyó la visita de cinco días que realizó una delegación del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU. al sector del fenómeno de la erosión regresiva en el río Coca. La delegación buscaba conocer y recabar información sobre el proceso de erosión regresiva, que afecta a obras de infraestructura vial, eléctrica y petrolera ubicadas en la zona.

Adriel McConnell, gerente de Proyectos para América Latina del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, hizo su evaluación de la visita: “Regresaremos a los Estados Unidos con una mejor comprensión del desafío que plantea la erosión del río Coca, único en el mundo, que será de inmenso valor mientras trabajamos en el desarrollo de propuestas sobre cómo podemos colaborar bilateralmente para enfrentar este desafío para el Ecuador. Esperamos tener nuestro plan bilateral inicial antes de finales de 2021”, dijo.

Durante su visita, los especialistas recorrieron el frente de erosión, que se ubica a 7,9 km aguas abajo de las obras de captación de la central Coca Codo Sinclair. Posteriormente estuvieron en la confluencia de los ríos Malo y Coca, así como en el área en la que se realizaron los diques de enrocado provisionales.

La agenda de trabajo continuó con un sobrevuelo por toda el área de influencia de la erosión y los trabajos que desarrolla la Empresa Pública EP Petroecuador para precautelar el Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el Poliducto Shushufindi Quito.

Sobre el tema, el ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo, destacó el interés y apoyo del Gobierno de Estados Unidos, a través de sus servicios especializados, para enfrentar este fenómeno natural, que ha concitado en interés científico a escala internacional. Recordó que por intermedio de la Embajada de Estados Unidos en Quito se coordinó la visita de los especialistas de ese país, con quienes se trabajará en conjunto para mitigar los efectos de este fenómeno natural.

“Mi agradecimiento al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos por su visita al Ecuador en la ruta para encontrar las mejores alternativas frente a la erosión regresiva del río Coca. Hemos acordado trabajar conjuntamente, con miras a definir un plan de cooperación técnica internacional que nos permita contar con asesoría y asistencia del más alto nivel para tratar este fenómeno natural”, aseguró el ministro.

Asimismo, destacó que el Gobierno del Encuentro, realiza las gestiones y acciones que sean necesarias para precautelar obras estratégicas que son de interés para todos los ecuatorianos, entre las que se encuentran las obras de captación de la central Coca Codo Sinclair, instalaciones del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano, la interconexión vial Quito-Lago Agrio y poblaciones asentadas en la zona.