El presidente de la República, Guillermo Lasso, anunció la mañana de este lunes la ampliación de 60.000 kilómetros cuadrados más de la reserva marina de las islas Galápagos que actualmente es de 133.000 km2 (40 millas). Lo hizo durante el desarrollo de la conferencia de la ONU contra el cambio climático que se celebra en la ciudad escocesa de Glasgow hasta este 12 de noviembre.

El primer mandatario detalló que la creación de esta nueva reserva marina se concretaría a cambio del “mayor canje de deuda por conservación hecho en el mundo”.

“Esta decisión de Ecuador provocará que se realicen propuestas financieras de canje de deuda por conservación. Estimamos que será el monto más grande (...) que se haya realizado hasta el momento en el mundo”, dijo Lasso, quien reveló que su gobierno estudia “algunas propuestas”, pero también analiza otras formas de financiación.

Una de estas posibilidades es que el propio país pueda, con el apoyo de organismos multilaterales de crédito, llevar a cabo este canje a efectos de que todos los beneficios se ubiquen en un fidecomiso donde el único beneficiario sea el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica.

Publicidad

COP26: Guillermo Lasso ofrece nueva reserva marina en Galápagos a cambio de canje de deuda

Sobre la nueva reserva anunciada, de 60.000 km2, se explicó que estará dividida en dos zonas de 30.000 km2 cada una:

Una zona de no producción pesquera (no take zone), que conecta las aguas del Ecuador con las de Costa Rica, en lo que se conoce como la migravía de Galápagos y la Isla del Coco y está sobre la cordillera submarina de Cocos. Con la protección de esta migravía se aumentarán las posibilidades de una mejor protección para especies migratorias, como tiburones, tortugas y mantarrayas.

Mientras que la segunda es una zona de no palangre (no long line zone), ubicada al noroeste de la actual reserva marina de Galápagos, que ayudará a evitar que ingresen los palangres a la actual reserva marina.

Eliecer Cruz, vocero de Más Galápagos, colectivo que estuvo detrás de la iniciativa de ampliar el área protegida de las islas, se mostró complacido por el anuncio. “Es un buen comienzo y creemos que a futuro cercano deberá haber nuevos incrementos del área marina protegida”, sostuvo el dirigente.

Publicidad

Añadió que recibieron el apoyo de más de 160 organizaciones, recolectaron más de 50.000 firmas de respaldo a la propuesta, desarrollaron talleres con diferentes sectores en las tres islas, además de tres reuniones con el sector pesquero industrial, para después entregar la propuesta al ministro Gustavo Manrique, quien asumió el liderazgo de esta propuesta.

“Es importante también felicitar al Gobierno por la decisión de tomar el canje de deuda como mecanismo para financiar el control del área marina, así como también financiar proyectos claves para las islas”, agregó Cruz.

Por su parte, Alberto Andrade, coordinador del colectivo ciudadano Frente Insular por la Reserva Marina de Galápagos, recordó que la primera vez que la comunidad solicitó la ampliación de la reserva fue el 25 de agosto de 2017, cuando también se creó este colectivo.

Indicó que este anuncio da un respiro a las especies emblemáticas y comerciales ‘para que puedan continuar su vida’.

Publicidad

“Estamos contentos, pero aun más comprometidos para seguir trabajando para proteger esta reserva, nos unimos a más de 160 organizaciones, entre ellas Más Galápagos que lideró este proceso”, manifestó Andrade, quien también recordó que hubo muchos quienes se opusieron, según dijo, por intereses comerciales y extractivistas.

Uno de los sectores que hicieron públicas sus observaciones a la iniciativa fue el pesquero, pues a inicios de este año se manejaba una propuesta de ampliar a 435.000 kilómetros cuadrados el área protegida, condición que no fue compartida por este sector.

En esa ocasión, Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería, aseguró que en esa área se realiza entre el 25 % y el 30 % de las capturas anuales, es decir, alrededor de $ 380 millones si se traduce al valor de la captura, pero más el valor de procesamiento y el 1,78 % por el encadenamiento de la industria, el impacto podría haber escalado hasta los $ 676 millones, situación que preocupaba a su sector.

Gremios pesqueros denuncian supuesta propuesta de canjear ampliación de la reserva marina de Galápagos por deuda

Sin embargo, ahora la situación cambió, sostuvo Leone al ser consultado por Diario EL UNIVERSO tras el anuncio del presidente Lasso en Escocia.

Publicidad

“Esos valores eran cuando se pretendía extender la reserva en 435.000 km2, ahora la cosa cambió. No está contemplada ninguna compensación (para el sector pesquero), esa es nuestra contribución al mundo”, aclaró el dirigente, quien aseguró que el anuncio que realizó el primer mandatario fue discutido con anterioridad con su sector, que ahora están de acuerdo con ampliar la zona protegida.

“Es un anuncio que fue discutido y trabajado entre el Gobierno y nosotros, así que me parece importante haber llegado a un acuerdo que por un lado contribuye a conservar la riqueza de ese patrimonio de la humanidad que son las islas Galápagos y por otro lado el aporte de los pescadores en ese sentido”, agregó Leone, quien puntualizó que lo importante, ahora, es destacar el acuerdo al que se llegó con el sector; y después “hay que ver cómo se va a reglamentar eso”.

En tanto, Andrade, al igual que Cruz, señaló que esta ampliación es solo el comienzo y un primer paso para otras que podrían darse a futuro.

“Todo esto es un proceso, es un primer paso para ir ganando confianza y que entiendan también que esto no es de prohibir, sino de proteger, que son dos cosas muy diferentes, para que haya beneficios sobre todo para el sector atunero”, manifestó el dirigente, quien adelantó que seguirán apoyando este tipo de iniciativas.

Al respecto, Cruz indicó que de darse futuras ampliaciones en la reserva no necesariamente sería a través de canje de deuda. “Con este financiamiento se podría manejar toda la ZEE -Zona Económica Exclusiva- insular. La idea es al menos doblar la actual reserva”, adelantó.