Los ciudadanos solicitan préstamos o utilizan sus tarjetas de crédito para adquirir aquellos bienes cuyo valor monetario no tienen al momento. Sin embargo, el solicitar dinero puede llevar a un endeuamiento que por situaciones externas puede ser muy complicado de pagar.

El refinanciamiento se da cuando una persona revisa las condiciones de su crédito y busca un nuevo acuerdo, ya sea en la tasa de interés, las fechas de pago u otros términos originales en los que se realizó.

El sitio expeclizado Saber más Ser más explica que es adecuado acercarse a su entidad financiera antes de entrar en mora y explicarle a su ejecutivo que necesita refinanciar su deuda ya que en las condiciones actuales le es imposible seguir cumpliendo con su obligación.

Ajuste a un pago extendido

La entidad financiera solicitará un abono del monto de la deuda y lo demás se ajusta a la posibilidad de pago del cliente, siempre y cuando demuestre cuáles serán sus fuentes de ingreso. La tasa de interés de esta nueva deuda, dependerá de los términos y condiciones que se acuerden con la entidad financiera.

Publicidad

Entre los pros se encuentra la posibilidad de tener liquidez y un mayor tiempo para el pago de la deuda. Siempre y cuando exista el ingreso adecuado para poder cancelarla.

Cómo salir de las deudas de las tarjetas de crédito

El sitio crédito maestro destaca que es conveniente refinanciar la deuda en el caso de un crédito hipotecario. “Las hipotecas son créditos que se contratan a largo plazo, es decir, con miras a liquidarlos en 15 o 20 años. Durante ese tiempo las tasas de interés pueden variar. En los últimos años la tendencia ha sido casi siempre a la baja”.

También puede ser usada para el pago de tarjetas de crédito. El mayor contra que se puede presentar es quedarse sin una fuente de ingreso adecuada para pagar los valores pendientes. Evite usar las tarjetas y no adquiera nuevas obligaciones financieras. (I)