Javier se realizó una prueba PCR el pasado 2 de enero y dio positivo en COVID-19. Vive junto con su esposa e hijo en Guayaquil. Desde esa fecha realiza cuarentena en su dormitorio.

Al trabajador público, de 28 años, le dieron diez días de permiso médico que hoy se terminan. Sin embargo, para su retorno al trabajo presencial debe efectuarse una prueba cuantitativa. Dependiendo del resultado, según Javier, la empresa analiza si se considera o no la modalidad del teletrabajo.

Con el reciente brote de contagios en el país, las empresas públicas y privadas están volviendo a esa modalidad, que al inicio de la pandemia se empleó mayoritariamente.

En 2020 hubo 443.710 teletrabajadores y el 2021 cerró con una cifra extremadamente inferior: 30.920 colaboradores. De estos, 15.312 eran mujeres y 15.608 eran hombres, según el Ministerio del Trabajo.

Publicidad

Estos números tendrán aumento por las medidas tomadas por la nueva ola de contagios. Hay instituciones que mandaron a un porcentaje de su nómina a teletrabajo, y en otros casos es la totalidad.

Si presenta síntomas, tiene PCR positivo o estuvo en contacto con contagiados de COVID-19, estos consejos médicos lo ayudarán

Por ejemplo, desde el Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) han ejecutado varios lineamientos. Allí laboran 30 personas y todas ya están desde sus casas trabajando, afirma Walther Tagle, director de Talento Humano de Conagopare Nacional.

“El 3 de enero coordinamos con el personal para que las actividades presenciales se realicen con el 50 % del aforo que se exige. (Ahora) el personal fue enviado a teletrabajo, usan los equipos electrónicos (portátiles) de la institución asignados a cada uno para que (...) se garantice el cumplimiento de sus funciones”, dice Tagle y agrega que con anterioridad se realizaron pruebas PCR, según las cuales tres trabajadores resultados contagiados.

Estos actualmente están con permiso médico otorgado por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que van de doce a quince días.

Publicidad

Una similar situación ocurre en la Agencia de Comunicación MC Comunicaciones. De las 20 personas que trabajan en Quito, dos dieron resultados positivos en COVID-19. También toda la nómina está en teletrabajo.

“Hemos enviado a nuestros colaboradores sus equipos de trabajo a casa y mantenemos un control de su estado de salud diariamente”, dice la gerente general, Mercedes Córdova.

Respecto a las dos personas contagiadas con el virus, están con permiso médico de quince días.

La abogada laboral Vannessa Velásquez resalta que el trabajador no debe ver descuentos por permisos médicos. Esto porque el numeral 19 del artículo 42 del Código de Trabajo menciona que los empleadores deben pagar al trabajador cuando no tenga derecho a la prestación por parte del IESS el 50 % de su remuneración en caso de enfermedad no profesional, hasta por dos meses en cada año, con certificado médico previo que acredite la imposibilidad para el trabajo o la necesidad de descanso.

Publicidad

Además, quienes se ausentan más de tres días reciben un subsidio por enfermedad: del cuarto día hasta los 70 días, el IESS paga el 75 % del promedio de los tres últimos sueldos antes del inicio de la dolencia (el 25% del empleador); del día 71 hasta los 182 días de reposo, paga el 66 %. Hay empresas que cubren la contraparte, pero no están obligadas por ley.

Para trabajadores de sectores estratégicos y otras personas se adelanta el tiempo de aplicación de tercera dosis contra el COVID-19

En tanto, hay compañías que se mantienen en modalidad híbrida, como Kepa Consultores, que lo hace desde el pasado 15 de diciembre. El 50 % de su personal está en oficina y el restante en casa.

Uno de ellos está contagiado y tuvo permiso médico de tres días. “Se les dio paracetamol, vitamina C, desinflamatorios, se les controla la temperatura”, asegura Kevin Pabó, gerente general de Kepa Consultores.

Procarsa ejecuta la modalidad mixta y será hasta el 23 de enero. Se mantiene adquiriendo pruebas rápidas para realizar a los trabajadores. Además, indica que efectúan controles de bioseguridad tanto al ingreso como durante la jornada. A través del dispensario médico se evalúa la nómina.

Publicidad

Y Acurio & Asociados, empresa avaluadora de activos, también funciona de una manera mixta. El 34 % del personal laboral presencial y el 65 % en teletrabajo. Cada mes, entregan mascarillas KN95 y realizan pruebas PCR para detectar la presencia del virus en su nómina.

Al momento hay cinco casos positivos y tres con síntomas. “Nuestros médicos realizan el seguimiento y entregan las recetas acorde a sus necesidades”, dice Andrés Costales, técnico en Salud y Seguridad Ocupacional de la compañía.

Menciona que desde el reporte de síntomas se da tres días de reposo “para hacerse la prueba PCR y si el resultado es positivo llegamos hasta diez días”. (I)

Ministerio de Relaciones Exteriores y CNE en teletrabajo

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana decidió suspender desde este ayer la atención al público en el edificio del Gobierno Zonal, en Guayaquil, debido a la detección de casos positivos de covid-19 entre sus funcionarios.

La Dirección Zonal 8 del Ministerio pasó a teletrabajo y suspendió de manera temporal la atención presencial. Las citas de los servicios que debían ser atendidas hasta el 14 de enero de 2022, incluidas las de visas, apostillas y legalización serán reprogramadas, informó a través de la cuenta de Twitter.

En tanto, en el Consejo Nacional Electoral (CNE) también adoptaron la modalidad del teletrabajo desde esta semana. El 50% del personal está desde casa. (I)