Ecuador se ubicó en el séptimo puesto en América Latina de entre 17 países por el número de fintech que existen en cada uno de sus territorios. En 2021 contabilizó 60 fintech ubicadas en Quito, Guayaquil y Cuenca. De estas, 38 % están dedicadas a gestión de finanzas empresariales y en su mayoría al remplazo de facturas de papel por digitales. La segunda y tercera actividades relevantes son pagos digitales (15 %). El crowdfunding o fondo colaborativo ocupa un 11 %. En Ecuador, las empresas de tecnología financiera crecieron un 77 % entre el 2017 y 2020.

Aunque al momento no existe una ley específica para las fintech, hay iniciativas de regulación, como la Ley Orgánica de Emprendimiento e Innovación, que establecen servicios financieros tecnológicos de fondos colaborativos. Adicionalmente, sigue avanzando el proyecto de Ley Fintech en la Asamblea Nacional, que se espera brinde normativas para hacer crecer un ecosistema fintech que incluya la creación de entidades de depósito y pagos electrónicos.

Esta es una primera radiografía del mercado de las fintech en Ecuador, que está en un momento crucial para poder despegar, según afirma Thiago Dias, vicepresidente de Fintech para Mastercard América Latina, quien estuvo de visita en Guayaquil justamente para analizar lo que está pasando en el tema fintech en Ecuador.

El ejecutivo asegura que Ecuador es un mercado menos maduro que Brasil y México, pero que sigue avanzando con soluciones más innovadoras. Una situación parecida a la que vivió Brasil hace cuatro años, dice. En este sentido, se espera un despliegue de más iniciativas e inversiones en el mercado en los próximos dos años y además que el país pueda aprovechar y aprender de las experiencias de los mercados más maduros.

Publicidad

En Ecuador aún es difícil entender de qué se tratan las fintech. Se puede decir que son empresas que utilizan herramientas digitales para permitir a los negocios recibir pagos digitales de sus consumidores. Así, el mundo de las fintech y de la digitalización ha permitido grandes cambios en el comportamiento de los consumidores. Hay cada vez más personas que aceptan y realizan pagos por medios digitales.

Para Dias, el concepto de fintech se relaciona con proveedores de servicios financieros en diferentes formatos para diferentes públicos, pero su característica principal es que son totalmente digitales.

Además, según Dias, este tipo de empresas deben tener un enfoque en tres aspectos importantes para tener éxito: tener una interfaz de usuario totalmente intuitiva y simplificada, para que así la experiencia del usuario sea genial, amigable, fácil. Lo segundo es un enfoque fuerte en bajos costos y acceso, pues está apalancada sobre una infraestructura digital. Esto les permite llegar a lugares donde otros no llegan. Y lo tercero es tener apertura a entender y escuchar para que así su customer support (soporte al cliente) sea eficiente. “Estas empresas deben tener una obsesión para crear una conversación abierta con sus clientes y atenderles de manera fácil y lo más humana posible”. Por todas estas características, las fintech son un elemento clave para facilitar la inclusión financiera, explica.

En Ecuador, la fintech de origen ecuatoriano Kushki se ha convertido en una de las empresas con mayor valoración en la región. Hace pocas semanas anunció que fue calificada por el Banco Central de Ecuador como la primera empresa en operar como agregador de pagos en el país. La empresa -cuyo nombre en kichwa significa dinero- ha tenido un crecimiento importante en los últimos años. Actualmente realiza al menos 50 millones de transacciones en Latinoamérica, equivalentes a $ 1,5 billones al año.

Publicidad

La incursión de Kushki abrió el camino casi enseguida a otras dos empresas para convertirse también en agregadores de pagos. La calidad de agregadores les permite a las fintech facilitar de manera más ágil servicios para recibir pagos digitales a sus clientes, los cuales son principalmente negocios de emprendedores.

Así, de acuerdo con un listado del Banco Central, actualmente en el país hay al menos 50 auxiliares de pagos reconocidos. Entre ellos están pasarelas de pago, swich transacciones, y los nuevos agregadores que además de Kushki son Paymóvil y Paymentz.

El flamante agregador de pagos Paymóvil también es el segundo agregador de la región en obtener la certificación PCI CPoC. Con esto se pone a disposición del mercado la más avanzada y revolucionaria tecnología para aceptar pagos de tarjeta en el celular, conocido como Tap to Phone – Tap on Phone – Tap to Mobile.

La solución integra varios servicios financieros como ventas digitales, compras y microcréditos.

Publicidad

Paymóvil permite a micros, pequeñas, medianas y grandes industrias aceptar pagos con tarjetas de débito o crédito acercando esta al celular, sin necesidad de ningún dispositivo, en cualquier lugar y por cualquier monto, revolucionando los métodos tradicionales de cobro.

Alberto Sandoval, CEO de Paymóvil, explica que “la empresa nació con el objetivo de eliminar todos los obstáculos para favorecer la inclusión financiera y equidad económica, al brindar una propuesta de valor integral enfocada en los comercios de la base de la pirámide, que representan el 99 % de las empresas en la región y el 70 % de las fuentes de empleo”.

Thiago Dias también comenta que su presencia en el país fue para asistir al lanzamiento de una alianza entre Payphone, también fintech ecuatoriana, y Mastercard. “Es una primera fintech que emite tarjetas”.

Dias dice sobre Mastercard que esta debió transformarse y evolucionar a una empresa de tecnología de pagos y no necesariamente de tarjetas. Asegura que actualmente trabajan muy de la mano con al menos 100 fintech, de tal manera que al menos 100 millones de sus tarjetas han sido emitidas por fintech en colaboración con Mastercard. (I)