NOTICIAS

Publicidad

Desde Naranjal y Balao salen cangrejos hasta Estados Unidos, donde el atado de 14 unidades se vende entre $ 50 y $ 75

Con productos ecuatorianos se emprende fuera del país para atender una demanda en crecimiento. Hernán Rivera cuenta cómo importa a Nueva York.

El cangrejo y la concha son los productos más demandados por los compatriotas, según el distribuidor. Foto: Cortesía

Publicidad

Actualizado el 

La nostalgia por el sabor y mantener la tradición gastronómica son factores que impulsan a los ecuatorianos que emigran a emprender en sus nuevos destinos. Así lo hizo Hernán Rivera. Hace cuatro años se radicó -junto con su esposa y dos hijos- en el estado de Nueva York, Estados Unidos, y desde hace tres años se ha convertido en uno de los proveedores de cangrejo y otros productos ecuatorianos a compatriotas, a través de su empresa HR Corp.

El cangrejo es el más pedido, seguido por la concha, el camarón y el queso manabita, en su orden, pero en su catálogo también tiene alfajores, pasta de maní, rosquitas, roscones, entre otros. Al inicio recibía un envío cada quince días, actualmente tiene dos cupos semanales de máximo 500 libras. El costo del atado de 14 unidades, de acuerdo con el distribuidor, va desde los $ 50 hasta las $ 75. La libra de pulpa tiene un precio desde los $ 20 y la de uñas hasta de $ 35. Para HR Corp. la venta del cangrejo representa $ 10.000 de utilidad mensual.

Ecuador exporta más concha que cangrejo en este 2023 por interés de compradores de Hong Kong

Rivera es oriundo de La Troncal (Cañar) y recuerda que todo empezó como un emprendimiento gastronómico a través de las redes sociales, pues a su esposa le gusta preparar platos típicos de la Costa principalmente, ella es guayaquileña, por lo que ese pasatiempo se convirtió en el primer paso para ofrecer encebollado y ceviche.

Publicidad

Para preparar estos platos empezaron a buscar los productos “legítimamente ecuatorianos”, pero eran muy “escasos”. Menciona, como ejemplo, que en lugar de la albacora en Estados Unidos se encuentra la tuna, que -dice- es parecida, pero el sabor es diferente. “Entonces un encebollado preparado con ese pescado es muy diferente a uno que lo hacen con albacora”, afirma.

Roscones manabitas son importados a Estados Unidos. Foto: Cortesía

El emprendimiento se puso en marcha y tuvo acogida entre la comunidad ecuatoriana en Westchester, condado de Nueva York; sin embargo, se le presentó una oferta laboral en una ciudad distinta (Manhattan) a la que residía inicialmente y les tocó cambiarse. Él se graduó como licenciado en Ciencias de la Educación mención en Informática y Programación y también cursó dos años Ingeniería Eléctrica, y esta última es la que ha estado ejerciendo desde su llegada a ese país y compagina esta actividad con su negocio de ahora.

Con el traslado a otra ciudad no quisieron perder la infraestructura armada en redes sociales, entonces una persona que justamente estaba abriendo un restaurante adquirió el eslogan que manejaban: “El encebollado guayaco”, y tras un acuerdo, que serían los proveedores de los productos para el establecimiento, nació la idea de llevar los productos desde Ecuador, pero para cumplir con este objetivo se asoció a un importador, CCV, Corporación Cedeño Veloz.

Publicidad

A precios que van entre 69 centavos y más de 30 dólares se venden productos ecuatorianos en supermercados de Estados Unidos

Tras el convenio, buscaron productos netamente ecuatorianos y a su vez empezaron a negociar con exportadores de Ecuador. En la primera carga estuvo el cangrejo: 120 atados que inicialmente eran ‘vivos’, pero por cuestiones de tiempo, clima y al no llegar naturalmente 100 % vivos, cambiaron de modalidad y ahora en Ecuador tienen cámaras de frío. “Entonces 24 horas antes de que la aerolínea dé carta abierta a la cantidad de libras o kilos que se necesitan para importar entran a la cámara de frío”, explica.

La primera importación que realizaron fue por vía aérea y así se ha mantenido hasta ahora, tienen dos cupos a la semana de máximo 500 libras. Los productos que llevan principalmente son de Manabí: alfajores, pasta de maní procesada, ají peruano, planchas de 30-40 libras de queso manaba, rosquitas y roscones. En cuanto a los mariscos: cangrejo, corvina entera y filete de corvina, picudo, camarón, carita, pescado camotillo y conchas.

Publicidad

Pasta de maní importado por HR Corp. Foto: Cortesía

Los cangrejos que comercializan a sus clientes en Estados Unidos son de Naranjal y Balao, ya que de allá los consigue el proveedor, dice Rivera, mientras que los otros productos son de Santa Elena.

De acuerdo con el compatriota, por semana el margen de venta es de 100 a 150 atados del crustáceo, con los que cubre a tres estados: Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

Cuy ecuatoriano trasciende en Estados Unidos, donde está en perchas y granjas a precios que van desde $ 23,99 hasta $ 60

La venta del cangrejo la maneja en cuatro modalidades:

  • El atado de 14 unidades con entrega a domicilio: $ 75.
  • Si el cliente va a recoger: $ 68.
  • Para distribuidor, es decir, una persona que desea emprender: $ 50.
  • Para restaurante: $ 65.

Esos precios tienen una gran diferencia con lo que se comercializa en Ecuador, actualmente el atado del cangrejo de entre 12 y 14 unidades está entre $ 15 y $ 20, según la presidenta del sector pesquero artesanal del Ecuador, Gabriela Cruz.

Publicidad

La distribución del crustáceo, el compatriota no solo la realiza en atados, también comercializa en libras la pulpa y las uñas, para lo cual al mes lleva hasta 100 libras de cada una. La pulpa desde Ecuador va embalada al vacío y las uñas en bolsas, en donde caben 24 unidades.

La pitahaya ecuatoriana llega a Francia y a nuevos clientes en Estados Unidos, Canadá y Países Bajos

Las uñas con entrega a domicilio cuestan $ 35 y si el cliente va a retirar el costo es de $ 28. Mientras que el precio de la pulpa con entrega a domicilio es de $ 28 y si va a retirar, $ 20.

La concha le llega en mallas de 50 unidades y él las vende por docena. Si el cliente lo desea a domicilio el costo es de $ 15; para quienes vayan hasta el centro de distribución el valor es de $ 14; y para distribuidores y emprendedores, $ 10.

El compatriota indica que el 99 % de sus clientes son ecuatorianos, mientras que el 1 % son de otras nacionalidades, pero que tienen un “enlace conyugal con ecuatorianos”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad