El caso del ciudadano Carlos Oporto, quien habría sido afectado por robos en dos de sus cuentas bancarias, de distintos bancos, a través de transferencias, levanta alarmas sobre los riesgos de los ciberdelitos y la necesidad de aplicar normas de ciberseguridad, tanto por parte de los bancos como por parte de los clientes.

Al momento, según el testimonio del afectado, el caso está siendo investigado, tanto por las entidades financieras en las que ocurrió el problema, como por la Fiscalía. Sin embargo, hay muchos cuidados que los ciudadanos pueden mantener a la hora de realizar sus transacciones digitales.

La Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca) explica que -si bien los bancos realizan esfuerzos e inversiones en seguridad y tecnología para proteger a sus clientes- es importante que los clientes sean extremadamente cuidadosos con temas como claves, usuarios, mensajes recibidos y los robos de los celulares.

Publicidad

Reportar cambio de línea telefónica si les han robado el celular

Cuando se dan robos de celular, hay personas que cambian de número de teléfono con un nuevo chip, pero no reportan el cambio de línea telefónica. Cuando ocurre esto, existen delincuentes que secuestran y utilizan el número o la línea antigua del afectado y, usando herramientas de inteligencia social, logran realizar transacciones fraudulentas. Este método se conoce como sim swapping.

El celular es un instrumento para la autentificación de usuarios de banca electrónica, y si este dispositivo ha sido sustraído, es fundamental que el cliente reporte al banco el cambio de número telefónico para que, luego del robo del celular, el banco no continúe enviando mensajes de autentificación a esa línea de teléfono.

No anotar claves ni datos en el celular

Los datos de contraseñas y usuarios no deben anotarse en papeles ni compartirse con terceros, tampoco es recomendable enviar esta información por mensajes instantáneos vía Whatsapp, ni anotarse en aplicaciones como el bloc de notas del celular.

Publicidad

Otro consejo importante es implementar la clave de seguridad para mantener bloqueado el celular. Hoy en día los teléfonos inteligentes tienen mecanismos de reconocimiento facial, patrones de dibujo, entre otros.

La Asobanca indica que además del código de autentificación (conocido como OTP) que suele enviarse por SMS o correo electrónico cuando una persona intenta entrar a una cuenta por canales digitales o hacer transacciones electrónicas, para el ingreso a la banca móvil, siempre se requiere que el cliente ingrese un mecanismo de autentificación que solo esa persona (la dueña de la cuenta) debería conocer, como son el usuario y clave personal o contraseña.

Publicidad

Las entidades financieras aplican otros factores de verificación como las preguntas secretas, factores biométricos e incluso el factor de doble autenticación a través de aplicaciones para el efecto (Microsoft Authenticator, Google Authenticator, entre otras).

Otro mecanismo para cometer los ciberdelitos es el ‘phishing’, que consiste en engañar a las personas para que compartan información personal como contraseñas y número de tarjetas de crédito a través de correos electrónicos falsos, que suplantan la identidad del remitente.

No dar click en links sospechosos

Nunca de click sobre enlaces (links) que parecen no confiables con noticias increíbles, farándula, concursos donde parece que ganar es fácil, loterías de visa a otros países, noticias sobre futbol u otros deportes, o similares. Al dar click podrían instalarse en los sistemas operativos de los dispositivos electrónicos, como computadoras o celulares, software espías (malware o troyanos) que permitan a los ciberdelincuentes obtener las claves cada vez que el cliente las digita en su computadora o en su móvil.

Asobanca lleva adelante en estos días una campaña de ciberseguridad, en la que el mensaje central es que “tu seguridad también es tu responsabilidad”, pues además del esfuerzo que hacen los bancos por tener plataformas digitales muy seguras es importante que los clientes también eviten caer en los engaños de los ciberdelincuentes protegiéndose a sí mismo y su información.

Publicidad

Transferencias tienen límites

Entre tanto, cuando se van a realizar transferencias de altos valores, la propia entidad bancaria pone límites. Así, por ejemplo, de consultas hechas en algunos bancos, las transferencias vía online pueden hacerse hasta $ 15.000. Si este valor es excedido, se puede hacer de manera presencial, en ventanilla, pero llenando formularios en los que se adjuntan los datos del destinatario y del objeto de la transacción. Esto se puede hacer con ayuda de servicio al cliente. (I)