El salario en Ecuador ha tenido una serie de hitos relacionados con los momentos políticos y económicos del país a lo largo de los últimos años, sobre todo desde que se implementó la dolarización. En 1999, antes de la dolarización el salario estaba en 1′109.166,3 sucres. Pero ya para el año 2000, con la vigencia de la dolarización, este se convirtió es escasos $ 26,65. Sin embargo, hubo un ajuste y ese mismo año el Ecuador cerró con un salario mínimo de $ 56,65.

Para el 2002 había crecido a $ 104,88 y subió de manera paulatina hasta que en el 2006 se colocó en $ 160. En cambio, desde el 2007 hasta el 2021 el salario creció 2,35 veces (más que duplicó su monto).

Este 23 de noviembre, a las 15:30, el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios debe decidir en cuánto podría establecerse, considerando que en 2020 hubo una pandemia, que el salario ha estado congelado en el 2021, que existen reglas técnicas para definir el salario y que el Gobierno ha ofrecido que lo subiría a $ 500, en cuatro años.

Al momento, ni trabajadores ni empleadores tienen aún una propuesta formal para el nuevo salario y más bien esperan que el Gobierno sea el que les presente la propuesta posible. “Este rato vamos a ir a la reunión del 23, sin propuestas aún, vamos a ir como se dice coloquialmente chirisiquis”, dice Édgar Sarango, representante de los trabajadores en el Consejo Nacional de Salarios. Espera que el Gobierno presente una propuesta equilibrada y sobre todo que se conozca, por fin, el mecanismo que propone para incrementar a $ 500 el salario en cuatro años.

Publicidad

Rodrigo Gómez de la Torre, representante de los empleadores, por su parte, explica que la fórmula creada en el gobierno de Lenín Moreno tiene varios problemas para su aplicabilidad. Si bien la fórmula trata de ser técnica, no hay un sistema claro de aplicación por lo que se vuelve discrecional, asegura. Sin embargo, para el empresario el problema actual del Ecuador es cómo generar más empleo.

En este contexto, Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), considera que el comportamiento del salario ha tenido etapas. Al principio de la dolarización sí registraron incrementos bajo la inflación, pues en ese tiempo la inflación todavía era alta, aunque menor a los índices anteriores durante la vigencia del sucre. Pero a partir del 2007, los salarios aumentaron por encima de la inflación, dice.

Efectivamente, entre 2007 y 2021 los incrementos estuvieron por encima de la inflación, pero los mayores se dieron en el gobierno de Rafael Correa, de tinte populista. Este indicador es importante, pues mide la subida de precios de los productos. Así por ejemplo, en 2008 el incremento salarial fue de $ 170 (2007) a $ 200 (2008), es decir, el 17,6 % más, mientras que la inflación había subido ese año también de forma importante, pero solo al 8,83%. Otro ejemplo, en el 2010, el salario creció 10,1 %, aunque la inflación había sido de 3,33 %.

De acuerdo con Fabián Jaramillo, abogado laboral, el tema de definir el salario este año es una tarea “bien difícil”. Por un lado, en el Gobierno anterior se aprobaron unas reglas para que no sea tan discrecional la fijación de los salarios. Y lo lógico sería que ahora las aplicaran.

Publicidad

Sin embargo, la situación en el Ecuador es delicada al momento, pues recién se está buscando salir de la crisis, y la gente sigue sin empleo. En este sentido, les da la razón a los empresarios que dicen que no podrían pagar más. No obstante, no hay que perder de vista, dice, que no se han subido salarios en mucho tiempo y la oferta de campaña del presidente Lasso.

Entre tanto, Rodrigo Gómez de la Torre opina que aplicar la fórmula vigente resulta muy complejo. Hay varios indicadores que se calculan de manera discrecional. Para Gómez de la Torre, al momento existen al menos tres maneras de definir el salario: el primero es con un acuerdo de las partes; el segundo, con la ley que dice que se debería incrementar sobre la inflación proyectada. En tercer lugar se puede aplicar la última fórmula establecida en el decreto.

La inflación calculada para 2022 está en 1,28 %, según la proforma que se acaba de discutir en la Asamblea. Si se aplicara solo este parámetro, representaría un incremento de $ 5,2 al mes. Carrera considera que actualmente los $ 500 en cuatro años están fuera de la realidad técnica.

Ecuador, con el tercer salario más alto de la región

El salario ecuatoriano de $ 400, al momento, es el tercero más alto de la región, superado por el de Chile, que está en $ 457, y el de Uruguay, que se ha colocado en $ 424. Y está por encima de los países vecinos como Colombia, que tiene un salario de $ 256 y el de Perú ($ 258).

Publicidad

Édgar Sarango, dirigente de los trabajadores, reconoce que expertos dicen que el salario ecuatoriano es el tercero más alto de América Latina, pero asegura que estos análisis no consideran el sistema especulativo que se ha generado con respecto a los precios.

Entre tanto, de acuerdo con Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), el efecto de este tipo de incrementos ha sido una suerte de mejora en el poder adquisitivo, pero también la pérdida de competitividad en la producción con respecto a otros países. La productividad está por debajo de la media y solo por encima de Paraguay, Venezuela y Bolivia, dice Carrera.

Para el experto, el costo de la mano de obra elevada afecta esencialmente a las microempresas, porque les resulta caro pagar dichos salarios con sus compensaciones de ley. El alto salario puede generar destrucción de plazas de trabajo. Recordó, por ejemplo, que en el gobierno de Correa se estableció que las empleadas domésticas debían ganar el salario básico y frente a este alto costo, las familias prefirieron despedirlas, en un gran porcentaje.

Cifras de empleo

De acuerdo con la última encuesta de Empleo, Desempleo y Subempleo realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), a septiembre del 2021 el porcentaje del desempleo estaba en 5,1 %.

Publicidad

8′436.000

Ecuatorianos son parte de la Población Económicamente Activa (PEA), según los datos proporcionados por el INEC.

6′248.000

Personas de la población económicamente activa se encuentran en el subempleo, empleo no remunerado, otro empleo no pleno, empleo no clasificado y desempleo.

2′760.000

Trabajadores tienen un empleo adecuado en Ecuador. Esto es, perciben un salario equivalente a una remuneración básica o más y trabajan 40 horas.

Mejora el empleo adecuado

El empleo adecuado ha mejorado desde mayo del 2021 hasta septiembre del 2021, al pasar de 30,2 % a 33,5 %. El Gobierno ha informado que hubo un incremento de al menos 275.000 nuevas plazas en el periodo de su administración.

Desempleo se reduce

El desempleo ha bajado, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Las cifras revelan que en mayo del 2021 ese índice estaba en 6,3 % y ahora, en septiembre del 2021, se ha colocado en 4,9 %.