En un escenario natural, la finca Paraíso Verde en Montecristi (Manabí), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) se reunió con casi una veintena de alcaldes de distintas provincias del Ecuador para hablar sobre el “camino hacia las biodiverciudades”.

La cita fue liderada por el presidente de la CAF, Sergio Díaz-Granados, y el alcalde de Manta, Agustín Intriago.

De acuerdo con Díaz-Granados, el año pasado se lanzó en Barranquilla, Colombia, la red de biodiverciudades para restablecer la relación entre la naturaleza y los seres humanos con una visión latinoamericana hasta el 2030.

Según el presidente de la CAF, hay que reconocer que el crecimiento en nuestra región ha ocupado una gran huella urbana en la que se han sacrificado espacios naturales. Por ello es importante que los alcaldes compartan experiencia para acercarse al tema de lograr dar cobertura a las necesidades de las ciudades, prepararlas mejor para el desafío del cambio climático y el crecimiento de las zonas urbanas es importante.

Publicidad

“Queremos construir con ustedes soluciones viables… crear conciencia de que podemos trabajar juntos”, dijo Diaz-Granados, quien en días anteriores estuvo en Galápagos y añadió que desde la CAF colaborarán también en programas para hacer más sostenible el archipiélago.

En cuanto al trabajo de los municipios en el tema de biodiverciudades, Díaz-Granados puso de ejemplo al municipio de Niteroi, Brasil, en donde se encontraron soluciones basadas en la naturaleza, y que a su vez generaron empleo. También mencionó que en países como Colombia, Ecuador y Perú se puede hacer mucho con los páramos.

Díaz-Granados agradeció a Ecuador por el apoyo a la capitalización de la CAF, que alcanzó los $ 7.000 millones en el 2021, la mayor de su historia. Y que un tercio del incremento de capital va a ir a municipios de la región y 40 % a proyectos verdes.

Mientras, Intriago recordó cómo en el pasado las generaciones anteriores hablaban de cómo disfrutaban de la naturaleza en las ciudades y pueblos, pero que con el paso del tiempo se fue perdiendo la conexión con aquella y es posible que las nuevas generaciones señalen a las actuales de manera acusadora por la situación en que dejaron el mundo. Por ello, es necesario tomar acciones hoy.

Publicidad

En el evento, Intriago le entregó las llaves de la ciudad a Díaz-Granados.

También estuvo presente el ministro de Vivienda, Darío Herrera, quien con una referencia a los consejos que le hacen sus hijos para ahorrar agua inició su discurso sobre la importancia de cuidar la naturaleza y de crear un modelo de gestión urbana respetando la naturaleza.

“Tenemos un compromiso inmenso de la transición energética, para lo que se necesitan los GAD (gobiernos locales) y la ciudadanía en general”, apuntó Herrera, quien añadió que las alianzas como la que se tiene con la CAF son necesarias para crear prosperidad sin olvidarse de la desigualdad.

Herrera mencionó que el Gobierno, también con esos fines, ha tomado acciones como la firma del pacto sobre la descarbonización, así como el desarrollo de viviendas de interés social y urbanizaciones con nueva tecnología y más espacios verdes, y están trabajando con el Banco de Desarrollo del Ecuador para los proyectos del premio Hábitat, una muestra de compromiso del camino hacia un Ecuador más ecológico y sostenible.

La presidenta del Gobierno del régimen especial Galápagos, Katherine Llerena, dijo que han venido trabajando en las vulnerabilidades del ecosistema como el de las islas, entre los cuales se comparten algunos puntos del país y es necesario intercambiar experiencia para encontrar soluciones. (I)