La Comisión de Desarrollo Económico exhortó al ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo, a actualizar el pliego tarifario 2021 y elevar los umbrales a 120 Kwh Sierra y 150 Kwh Costa de la tarifa de la dignidad, dadas las condiciones de la crisis sanitaria económica que atraviesa el país.

Además los asambleístas pidieron al funcionario revisar de forma inmediata los cobros excesivos de las planillas de servicio eléctrico generadas desde la declaratoria de emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19.

La comisión legislativa recibió este 9 de junio a los representantes de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL-EP) y de la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables, para que informen sobre sus acciones frente a las denuncias realizadas por los usuarios del servicio eléctrico de cobros excesivos en sus planillas de consumo.

Tras su comparecencia los asambleístas solicitaron al ministro Bermeo regular y ajustar el cobro del alumbrado público para escenarios deportivos de ligas barriales y parroquiales conforme lo determina la Ley Orgánica de Servicio Público de Energía Eléctrica. El funcionario tendrá que informar sobre estas acciones tomadas en un plazo de 30 días.

Publicidad

En Guayaquil comenzó inspección de medidores mientras gerente de CNEL da explicaciones en la Asamblea

El representante de CNEL-EP, Rafael Vásquez, aclaró que no existe incremento de tarifas de energía eléctrica, que es el mismo de años anteriores, que en toda la región Costa existen 2,6 millones de clientes. Que en la ciudad de Guayaquil se presentaron 23.151 reclamos de enero a mayo del 2021, de los cuales el 91% corresponden a los clientes residenciales, y de ellos, el 94% presentaron reclamos por consumos elevados.

Perdieron tarifa de la dignidad

Explicó que las causas raíz de los reclamos responde a la condición de estacionalidad, pues en verano (época seca) se consume menos energía en la Costa que en la Sierra. Otra de las causas es la reducción del 29% de beneficiarios de la tarifa de la dignidad, esto es 271.000 clientes que dejaron de percibir el subsidio. Pues la normativa determina que para ser beneficiario de la tarifa de la dignidad debe mantener un consumo sostenido por once meses, de lo contrario sale del umbral.

Vásquez además precisó que el 60% de los 2,6 millones de clientes, es decir, 1,6 millones de abonados tiene convenio de pago que suman $ 200 millones, por efecto de la aplicación de Apoyo Humanitario. Esa cifra pendiente por convenio de pago se factura en cada planilla mes a mes; por lo tanto, dependiendo el monto de la deuda el usuario puede recibir una factura superior a la normal y consecuentemente el consumidor puede tener la percepción que se eleva el costo del servicio.

Otra de las causas que señaló el representante de CNEL-EP es que el consumo de energía se ha trasladado desde las empresas y establecimientos educativos a los hogares, en especial por el uso de los equipos de climatización y frío.

El funcionario aclaró que no existe incremento en las tarifas de consumo eléctrico, ya que el pliego tarifario 2021 considera los mismos costos establecidos en los últimos años, y que son emitidos por la Agencia de Regulación.

Pague primero, reclame después

Que los servicios de toma de lectura se ejecutan de manera regular en todas las unidades de negocio de CNEL-EP; además, dijo que se respeta la fecha de vencimiento para el pago; y los clientes con deuda vencida son previamente notificados antes de la suspensión del servicio eléctrico. Finalmente, indicó que cada reclamo que se recepta es registrado en la plataforma informática comercial, bloqueando el corte hasta su resolución, que es mentira que se haya instaurado la política que pague primero y reclame después.

Publicidad

Como acciones inmediatas, Vásquez informó que se ha dispuesto una revisión íntegra de todos los medidores para verificar el trabajo de lectura, del fiscalizador y de validación. Además se comprometen a atender la totalidad de las novedades de lecturas respecto a los servicios con facturación promedio debido a daños del medidor o a la necesidad de reubicar el medidor.

Durante la comparecencia también se presentó Rafael Vásquez, como nuevo gerente de CNEL-EP, desde este 9 de junio y ante los legisladores señaló que su trabajo en adelante será evitar reclamos de los usuarios del servicio de energía eléctrica, y como medida dijo que se alertará al usuario cuando su promedio consumo se sale de los parámetros.

Santiago Aguilar, de la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables, reveló que el costo del servicio eléctrico en el territorio nacional bordea los $ 2.013 millones que componen la generación, transmisión, distribución y alumbrado público.

Y aclaró que a través del cobro de las tarifas eléctricas se cubren los costos, pues el sector eléctrico ecuatoriano no tiene ningún tipo de beneficio económico; es decir, no hay utilidades.

Aguilar describió al menos nueve causas de la problemática presentada en la facturación por consumo eléctrico; esto es, el incremento del número de usuarios residencial durante la pandemia sea por estudios o trabajo desde los domicilios, esto ha coincidido con la época invernal; por lo tanto, a mayor consumo más costo del servicio.

Respecto a la tarifa de la dignidad, el funcionario explicó que el usuario debe permanecer once meses por debajo de los límites establecidos para el subsidio, en el momento que se sale de ese límite sale de la tarifa. Otra de las causas es la facturación acumulada por convenios de pago durante la pandemia. (I)