Andrew Taunton, vicepresidente de SolGold Ecuador, que maneja la concesión de Cascabel, uno de los yacimientos de cobre que actualmente está en el top 20 de América Latina, explica los avances de las fases del proceso minero. Tras el estudio de prefactibilidad, se calcula que la inversión para la construcción de la mina, ubicada en Imbabura y que empezaría recién en 2024, deberá ser de $ 2.700 millones.

El proyecto, que será una mina subterránea, aún debe pasar por varias etapas, como la obtención de permisos de construcción y una licencia ambiental. El relacionamiento con las comunidades aledañas ha sido positivo a través de la generación de empleo y transferencia de conocimientos.

¿Qué es lo que ha revelado el estudio de prefactibilidad que acaban de presentar sobre Cascabel?

Este estudio es parte del desarrollo minero. En la minería hay varias etapas: la exploración inicial, la avanzada. En el caso de Cascabel, hemos hecho 310.000 metros de perforación en el yacimiento Alpala. Aunque se haya encontrado un yacimiento de gran tamaño, lo que hay que hacer es el estudio de prefactibilidad. Ese análisis determina si es factible desarrollar el yacimiento, y contempla la necesidad de inversión y el porcentaje que se usará en una primera estimación de producción. Así se ha concluido que en 26 años extraeremos solo 38 % de lo que existe.

Publicidad

Tras la prefactibilidad, ¿qué viene?

Después de eso, hay que hacer dos cosas: hablar con el Gobierno, discutir la producción futura potencial, hablar con los inversionistas interesados en proveer fondos. En dos años más debemos obtener la licencia de producción que nos permitirá, junto con estudios de impacto ambiental, el inicio de la construcción, que sería en 2024 aproximadamente.

La construcción ya significará un mayor volumen de inversiones, ¿es así?

Para la construcción se necesitan, según la estimación, unos $ 2.700 millones. Esta cifra de inversión nos llevará a concluir la infraestructura para arrancar con la producción de la mina. Posteriormente incrementaremos, en cinco años, a la producción máxima; para ello se requieren $ 2.100 millones más. Esto último es para desarrollar la planta a su capacidad máxima y tener capital para remplazar equipos durante la vida últil de la mina, esto es, en 26 años. En este momento se prevén cuatro o cinco años de construcción para ir a la producción en 2029.

Publicidad

¿El volumen de minerales ya se conocía desde antes? ¿Cuál es el dato final?

En el estudio original indicamos el monto estimado de recursos. Esto es: 9,9 millones de toneladas de cobre, 21,7 millones de onzas de oro y 92,2 millones de onzas de plata. Ahora, refinando esto, para un mayor detalle, nos enfocamos en un área en el centro del depósito. Y se define que vamos a usar, en este caso, 3,26 millones de toneladas de cobre, 9,37 millones de onzas de oro y 30 millones de onzas de plata. La idea es que con los $ 2.700 millones de inversión lleguemos lo más pronto posible a esta producción, para poder generar una recuperación a los inversionistas y que el país también reciba los ingresos, que pueden ser destinados a obra del sector social. Esto también garantiza la posterior utilización del recurso en etapas futuras o incluso en paralelo, con la misma infraestructura.

Esta mina es una de las más grandes del mundo. ¿Cómo se puede entender su importancia?

Con estos últimos datos de utilización de recursos, la mina está en el top 20 de la región. Es un yacimiento de cobre, con créditos de oro y plata, que tiene una proyección de producción de 30.000 millones en 25 años, lo cual significa un impulso tremendo para la economía del Ecuador. Hay que destacar que la producción de cobre es de absoluta importancia para combatir el calentamiento global y no usar los combustibles fósiles. Cascabel es la mina potencial más grande del Ecuador.

Publicidad

¿Cuál fue el factor que incidió en que la mina sea subterránea?, ¿tal vez generar un menor impacto ambiental o visual?

El estilo físico es lo que determina que sea una mina subterránea. El yacimiento está a 1,5 kilómetros de profundidad, no está inmediatamente en la superficie. Su desarrollo a largo plazo debe ser subterráneo, no hay opción en eso.

¿Cuándo van a llegar las regalías o cuáles son los beneficios más inmediatos para el fisco?

En el desarrollo de cualquier mina, las regalías vienen a partir de la producción, porque sobre el valor de venta del concentrado se calcula un porcentaje de entre 3 % y 8 %. Principalmente vienen de la primera producción. Pero en Ecuador han exigido regalías anticipadas, y este es un tema que aún debe ser discutido en la negociación. En este momento, estamos confirmando [una] inversión por exploración, hasta diciembre de 2023, prevista [de] $ 430 millones, y esto contempla las actividades en la fase de exploración.

Publicidad

¿Cómo ha sido en un tema que es sensible y prioritario: el acercamiento a la comunidad?

En Cascabel hemos tenido una excelente relación con la comunidad. En la etapa de exploración inicial hemos generado empleo al contratar mano de obra, transporte; utilizamos un grupo de mujeres para labores de cocina, que son capacitadas en la preparación de alimentos. También hemos apoyado en la capacitación en otro tipo de actividades, como la exploración, perforación, cuidado del ambiente. Hemos trabajado con el Ministerio de Agricultura y el de Salud, sobre todo por la pandemia.

¿Cuánto empleo han generado hasta ahora?

Hasta abril del 2022, el empleo total de SolGold es de 783 colaboradores; el 98 % es talento ecuatoriano. Entre tanto, la empresa subsidiaria ENSA (a cargo del proyecto Cascabel) tiene 409 empleados, de los cuales 341 son locales. Es decir, de la zona de influencia del proyecto.

Un tema de preocupación es, por ejemplo, el ambiental. ¿Ustedes cómo lo están abordando?

Por ejemplo, nosotros utilizamos el agua de la zona de las vertientes; antes de devolverla, la procesamos en plantas de tratamiento de agua para que tenga características adecuadas, sino mejores, que las que tenía. Igual, cuando hacemos la perforación, se recircula el agua. Esto reduce su uso y, al final, la devolvemos tratada. Además le enseñamos a la propia comunidad para que sean veedores del tratamiento del agua. Tenemos un grupo capacitado de la comunidad para ello.

¿Planifican capacitar a las personas de la propia comunidad para que sean en el futuro los técnicos en la mina?

Nuestra meta en cuanto lleguemos a la producción es que tengamos técnicos capacitados desde la zona, desde la provincia. Nuestra actividad con el Ministerio de Educación ha sido impulsar a que jóvenes que están en el bachillerato puedan ir a colegios técnicos para desarrollar destrezas, a fin de que sean ellos quienes manejen la planta de mina en el futuro.

¿Cuándo vendrá al etapa de la consulta a la comunidad y la socialización?

En el estudio de impacto ambiental se debe informar a la comunidad. Se debe hacer una socialización para que el pueblo entienda lo que estamos haciendo. Ellos tienen derecho a preguntar y recibir respuestas adecuadas a sus inquietudes. En cuanto a la consulta previa, libre e informada, esto corresponde a áreas que tienen comunidades indígenas, es decir, a áreas ancestrales. Es importante aclarar que la obligación de hacer la consulta no es obligación de las empresa, sino del Estado. (I)