(Actualizada a las 19:30)

Con el juez penal de Pichincha, Máximo Ortega, participando mediante videoconferencia y sin la presencia en la Sala de la exministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte, quien es acusada del delito de incumplimiento de decisión legítima de autoridad competente, se instaló la mañana de este martes, en Quito, la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio contra la exfuncionaria pública, pero en la tarde la diligencia se suspendió por problemas de conexión.

Este proceso penal se desprende del incumplimiento de las medidas cautelares que le ordenó a Duarte un juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), dentro del caso Sobornos 2012-2016. En ese caso, Duarte fue sentenciada a ocho años de cárcel en calidad de coautora del delito de cohecho pasivo agravado y se le dispuso el pago de $ 778.000 como reparación integral para el Estado.

En agosto pasado, la exministra del Gobierno de Rafael Correa dejó de cumplir su presentación periódica en la Corte del Guayas y se retiró el dispositivo electrónico para ingresar a la residencia de la Embajada de Argentina, en Quito, para ser acogida como "huésped por razones humanitarias". Poco después la Fiscalía le formuló cargos ante este incumplimiento.

La diligencia se instaló a las 10:00 de este martes en el Complejo Judicial Norte, al norte de la capital, y casi una hora y media después se suspendió, debido a fallas técnicas en la conexión telemática. En ese tiempo se habían evacuado los vicios de nulidad que desde la defensa de Duarte existían, pero a los cuales no dio paso el juez Ortega, declarando todo lo actuado en el proceso como válido.

Luego empezó la Fiscalía la fundamentación del pedido de llamado a juicio que mantiene contra Duarte y venía la réplica que tenía ante ello Diego Correa, abogado de la exministra, cuando se presentó un problema de tipo técnico. Ante la dificultad de la conexión, el juez Ortega dispuso que la audiencia se suspenda y se reinstale a las 14:00.

Ya en horas de la tarde, los problemas de conexión continuaron, pero finalmente se reinstaló la diligencia y se llamó a juicio a la ex ministra Duarte, pero debido a que el delito por el que se le acusa no puede ser juzgado en ausencia, la etapa de juzgamiento se interrumpe hasta que la procesada sea detenida o sed presente voluntariamente ante la justicia.

María de los Ángeles Duarte mantiene una orden de prisión preventiva vigente por el delito de incumplimiento de decisión legítima de autoridad competente. (I)