Menos de seis días le quedan por cumplir de pena a la exasesora de Rafael Correa, Pamela Martínez, quien fue sentenciada en calidad de coautora dentro del denominado caso Sobornos 2012-2016, por el delito de cohecho pasivo agravado.

Martínez al igual que su exasistente en la Presidencia, Laura Terán, recibieron una pena reducida debido a que cooperaron de forma eficaz con la Fiscalía y entregaron datos relevantes para identificar a los integrantes de la organización delictiva conformada por entonces funcionarios públicos y empresarios que entregaron coimas a cambio de contratos en la obra pública.

La diferencia es que Martínez fue condenada en casación a una pena de nueve meses y 22 días: mientras que Terán fue sentenciada a tres meses de privación de libertad en calidad de cómplice.

Dentro de lo que se conocía como el caso Arroz Verde (Sobornos 2012-2016), Martínez fue detenida el 5 de mayo de 2019 y se mantuvo internada en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) Femenino de Chillogallo, al sur de Quito, con una orden de prisión preventiva hasta el 6 de noviembre de ese mismo año, fecha en la que se le cambió la medida cautelar a una presentación periódica en la Corte del Guayas.

Esos seis meses de cárcel se deben restar de la condena de nueve meses y 22 días que finalmente recibió en septiembre pasado, quien además fue jueza y vicepresidenta de la Corte Constitucional, luego de que un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia de oficio casó y reformó la sentencia inicial de 32 meses de prisión que emitió de forma unánime el Tribunal de Juzgamiento en abril de 2020.

Una vez que se inició la ejecución del fallo en el caso Sobornos, a finales de septiembre pasado, Martínez se entregó el 21 de octubre pasado a la justicia para completar su sentencia.

El 17 de diciembre último, la jueza de Pichincha, Miriam Buñay, en calidad de jueza penitenciaria, negó el pedido hecho por la defensa de la exasesora presidencial, para acceder al beneficio penitenciario del régimen semiabierto. Ante la negativa, la sentenciada interpuso el recurso de apelación, el cual será tratado en audiencia la tarde del 11 de febrero próximo.

Hechas las cuentas del tiempo que ha permanecido Martínez en la cárcel, ella completaría los nueve meses y 22 días definidos como pena un día antes de la realización de la audiencia de apelación en la Corte Provincial de Pichincha. (I)