La campaña para difundir el Sí y el No en la consulta popular que se aplicará a los cuencanos empezó oficialmente este lunes 11 de enero.

Los colectivos ecologistas iniciaron su difusión de ideas junto al río Tomebamba y los promineros en una oficina. Ambos dicen tener argumentos válidos para votar a favor y en contra de la explotación a gran escala cerca a zonas de recarga hídrica.

Los dos sectores ya activaban en redes sociales y medios de comunicación, recién esta semana estarán en las calles.

El Cabildo por el Agua abrió su campaña con un desfile. Dos chicas sostenían una bandera azul con un logotipo de corazón y debajo las palabras Cuenca Sí.

Publicidad

Detrás de ellas venía un grupo de batucada, un joven con un gran cartel en donde estaba impresa la pregunta aprobada por la Corte Constitucional marcada con un visto verde en la opción Sí.

Al llegar a la plazoleta ubicada junto al puente del Centenario, David Fajardo, coordinador del Cabildo, aseguró que la convocatoria ya es un triunfo para la ciudad porque “nos permite enfrentarnos al centralismo al que Cuenca siempre ha sido subyugado”, pues las decisiones sobre las concesiones se toman en Quito.

Por esta razón no quieren desaprovechar ningún minuto ni espacio para difundir su propuesta de votar sí, pues de esta manera la minería metálica a gran escala no se dará en zonas de recarga hídrica.

Mientras que los que están por el No iniciaron su campaña en la oficina del Colegio de Ingenieros Geólogos y Minas del Azuay, ubicada en el Centro Histórico de la ciudad.

Por estar convencidos de que la minera responsable sí es posible, su consigna de campaña es ‘No, no sigo la corriente en la consulta. Yo voto no’. Como logotipo crearon una mano de color blanco para expresar que se debe votar cinco veces no, un dedo por cada pregunta planteada.

Una de las agrupaciones inscritas en el Consejo Nacional Electoral (CNE) para hacer campaña por el No es la Asociación Turística Frances Urco que funciona en la parroquia rural Tarqui, al sur de Cuenca. Braulio Pulla, su representante, respalda esta actividad extractiva porque, según dijo, ha generado empleo a decenas de familias y en cierta medida ha frenado la migración.

“Es una pena que la consulta esté en manos de los políticos, que utilicen como carnada a los proyectos mineros. Si no quieren minería volvamos a la edad de piedra”, reclamó.

Desde el CNE el director encargado de la Delegación provincial, Teodoro Maldonado, comentó que un porcentaje alto de los datos se tendrían “dentro de esa misma noche (domingo 7 de febrero) y madrugada del lunes”. (I)