Una nueva especie de serpiente ojo de gato que habita en el sur de los Andes ecuatorianos fue descrita a través de un estudio científico publicado en la revista Zootaxa.

La nueva especie denominada Leptodeira misinawui se distingue por poseer manchas dorsales más pequeñas, una cola más larga, y el cuerpo del hemipene con espinas más cortas. Su nombre se deriva del Quechua-Cañari, “misi” que significa gato y “ñawui” que significa ojo, en honor a la cultura Quechua-Cañari del sur del Ecuador.

La serpiente ojo de gato del Jubones (nombre en español) habita en el bosque montano de la cuenca del río Jubones, al sur de Ecuador, región que se caracteriza por una serie de pequeñas montañas aisladas dentro de un valle interandino entre los 950 y 2.734 metros sobre el nivel del mar.

Los autores obtuvieron muestras de las comúnmente conocidas como serpientes ojo de gato (género Leptodeira) de diferentes regiones del Ecuador y Perú, incluyendo especímenes provenientes de la cuenca del río Jubones al sur de Ecuador, un área con alto grado de endemismo.

Estudio científico realizado por investigadores de @PUCE_Ecuador @UNALOficial #INABIO @uazuay y @MuseumKoenig describe una nueva especie de --serpiente "Ojo de Gato", en el sur de los Andes ecuatorianos. Felicitaciones ----a los autores. --Más info aquí --https://t.co/WVkQszyXdb pic.twitter.com/cG6XQAXQuJ

La investigación, que inició en el 2015 con el descubrimiento de especímenes morfológicamente distintos a las especies conocidas en Ecuador, se dirigió a comprender al género Leptodeira, uno de los taxones de serpientes más ampliamente distribuidos y problemáticos de América.

El estudio presenta un análisis filogenético basado en secuencias de ADN mitocondriales y nucleares del material secuenciado en trabajos previos incluyendo 28 nuevas secuencias de individuos de Ecuador y Perú. Además, de la descripción formal de una nueva especie endémica del sur de Ecuador.

La nueva especie fue descrita con base a datos morfológicos y moleculares que respaldan el reconocimiento de las especies Leptodeira larcorum (restringida al Perú) y L. ornata para las poblaciones que se distribuyen desde el centro y este de Panamá, occidente de Colombia y occidente de Ecuador, reconociendo además, de la existencia de otras especies no descritas formalmente en Panamá y Costa Rica que no están cercanamente emparentadas a L. ornata, pero si con L. misinawui que, a la vez es hermana del clado (L. bakeri, L. ashmeadii).

Los científicos concluyen su investigación resaltando que todas las especies de reptiles endémicas de la cuenca del río Jubones, se encuentran en peligro de extinción, debido a las actividades antropogénicas que han reducido y destruido considerablemente los ecosistemas naturales en el suroeste de Ecuador, una de las áreas donde los reptiles están más amenazados.

La investigación científica fue realizado por investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Ecur, la Universidad Nacional de Colombia-UNAL, Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), Universidad del Azuay-UDA y el Museo Alexander Koenig de Alemania. (I)