"Salvemos las islas Galápagos" es una campaña que está en marcha para fomentar la economía del archipiélago, uniendo a la comunidad, cuidando el medioambiente y priorizando la salud pública, en medio de la pandemia de coronavirus.

Es una iniciativa del Consejo de Gobierno para el Régimen Especial de Galápagos, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en América Latina (PNUD) y la Universidad San Francisco de Quito. La primera de sus tres fases ya está en marcha.

Consiste en dar apoyo financiero a unas 90 personas que son guías locales del Parque Nacional Galápagos. Se prevé que hasta enero próximo se extienda esta etapa, calificada como urgente, y en la que colabora el Galapagos Conservation Trust.

Para el primer mes de 2021 comenzará un plan de pago por capacitación, que consiste en la remuneración de quienes reciban capacitación para formar empresas verdes y otros temas relacionados con el desarrollo sostenible.

“Los participantes serán seleccionados teniendo en cuenta la equidad de género y la protección ambiental. Daremos herramientas y orientación para empresas ecológicas y para que puedan resistir la situación actual y se preparen para el futuro. Estos emprendedores recibirán un salario para ayudarles a sobrevivir la emergencia, y se dará capacitación en una variedad de temas como canales de marketing digital, asesoría financiera, nuevos métodos de pago, buenas prácticas ambientales entre otros”, explicó Matilde Mordt, representante del PNUD en Ecuador.

En la última fase, se promoverá la creación o mejora de pequeños negocios, para fomentar el desarrollo de la comunidad.

Mientras, hay una campaña en línea para recolectar 100.000 dólares que permitan aportar a este programa.

“El impacto mundial sobre el turismo por el COVID-19 ha afectado de manera radical la economía de todos aquí. Un 85 % de nuestra actividad económica depende de manera directa o indirecta del turismo. Tuvimos 275.000 turistas en el 2019, y hubo una disminución de un 75 % este año. Estamos en un proceso de reactivación lento”, dijo el presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Norman Wray, en declaraciones difundidas por Naciones Unidas. (I)