Las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron en el mundo por tercer año consecutivo en 2019. Pese a que los primeros meses de la pandemia de coronavirus forzaron en este año a su disminución, la humanidad ha vuelto a conseguir un máximo histórico en la contaminación del planeta, alertó la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Desde el 2010, las emisiones de gases que causan el calentamiento global -excluyendo aquellas producidas por el uso de la tierra, que son más inciertas y variables- han registrado un crecimiento promedio anual del 1,3 %. En 2019, el aumento fue más pronunciado y llegó a un 2,6 % debido al gran aumento de incendios forestales", informó la entidad en su página web.

En 2020 las emisiones de dióxido de carbono tal vez desciendan 7 %, por el mencionado impacto de la pandemia, pero siguen en aumento este y otros gases. Un descenso a corto plazo que no aportaría a las metas establecidas para esta década.

"Para que el calentamiento global se estabilice, es imprescindible que la reducción en las emisiones se mantenga con vistas a llegar a las cero emisiones netas de dióxido de carbono. Situar a los gases de efecto invernadero en el cero neto provocará la cúspide del calentamiento global y su descenso a partir de entonces", añadió el organismo.

La ONU espera en 2021 un mayor compromiso por parte de los gobiernos para invertir en la acción climática y la ejecución de planes que reduzcan las emisiones, con miras a la cumbre climática que se realizará en Glasgow (Escocia), en noviembre próximo.

Medidas que se pueden tomar para combatir el cambio climático

La ONU menciona algunas decisiones que se pueden aplicar para empezar a disminuir la contaminación:

  • Medidas fiscales para apoyar a las tecnologías e infraestructuras de cero emisiones
  • Reducir subsidios a los combustibles fósiles
  • Eliminar fábrica de carbón
  • Restaurar paisajes a gran escala
  • Reforestar

"El transporte marítimo y aéreo, que representa 5 % de las emisiones mundiales, requiere atención. Las mejoras en tecnologías y operaciones pueden aumentar la eficiencia en el uso de los combustibles, pero la mayor demanda proyectada indica que esto no resultará en la descarbonización y en reducciones absolutas de CO2", advirtió Naciones Unidas.

Por eso, la entidad sugiere:

  • Sustituir vuelos domésticos de cortas distancias por viajes en tren
  • Establecer incentivos e infraestructura para fomentar el uso de la bicicleta
  • Alentar el uso compartido del automóvil
  • Mejorar la eficiencia energética de las viviendas
  • Diseñar políticas para reducir el desperdicio de alimentos

"Una acción climática más fuerte también debe incluir transformaciones en el comportamiento de consumo del sector privado y los individuos. Alrededor de dos tercios de las emisiones globales están vinculadas a los hogares particulares", se añadió en la publicación. (I)