El 9 de diciembre próximo el excontralor general del Estado Carlos Pólit y su hijo Jhon Pólit conocerán la resolución del Tribunal de la Corte Nacional de Justicia que analiza su pedido de casación a las sentencias de seis y tres años que recibieron respectivamente por el delito de concusión.

El viernes último, ante los conjueces de la Corte Nacional José Layedra (ponente), Milton Ávila y Javier de la Cadena las defensas de los Pólit presentaron los argumentos que mantienen para asegurar que han existido errores de derecho en la sentencia de apelación, por lo que debería casarse la misma y declarárseles inocentes.

El fiscal Raúl Garcés y Tania Silva, en representación de la Procuraduría, han rechazado esa pretensión e insisten en que la sentencia de segunda instancia está debidamente motivada, es congruente y respeta el principio de razonabilidad.

Para estas instituciones del Estado se ha probado que Carlos Pólit tenía el dominio como contralor general para desvanecer glosas y exigió dinero para desvanecerlas y parte de esos dineros ilegalmente adquiridos fueron colocados en dos empresas por John Pólit, simulando préstamos.

Inicialmente el Tribunal de Casación iba a entregar de forma inmediata la decisión a la que llegaron, pero los conjueces no completaron la deliberación por motivos de agenda de uno de sus integrantes. Por ello se convocó para la reinstalación de la diligencia para el miércoles 9 de diciembre próximo.

La sentencia de segunda instancia o de apelación señala que quedó probada la exigencia de $ 6 millones hecha por el entonces contralor Pólit para desvanecer glosas con respecto a la hidroeléctrica San Francisco y que solicitó $ 4,1 millones para no emitir glosas en otros proyectos como el poliducto Pascuales-Cuenca, Refinería del Pacifico, acueducto La Esperanza, y más.

Los dineros a modo de coima habrían llegado desde la brasileña Odebrecht. Las autoridades han coincidido en que Carlos Pólit se aprovechó de su cargo y mediante ‘exigencias’ y ‘amenazas’ logró entre 2010 y 2015 conseguir de Odebrecht $ 10,1 millones.

De negarse el recurso de casación solicitado, la sentencia contra Carlos y Jhon Pólit quedaría en firme y entraría en fase de ejecución en la que se deberá recuperar $ 40,4 millones de reparación integral al Estado que tiene que ser cubierta por los dos condenados. El Tribunal de Casación también podría modificar de alguna forma el fallo. (I)