A fines de 2017, EL UNIVERSO publicó una investigación sobre cómo los cambios a las fórmulas pactadas en los contratos de preventa petrolera perjudicaron al Estado ecuatoriano. La semana pasada, el exministro de Energía del gobierno de Lenín Moreno, Carlos Pérez García, aseguró que gracias a la renegociación de estos contratos se obtuvo un beneficio de más $1 400 millones para el país. El exfuncionario lideró las negociaciones, en las que también participó Petroecuador, con las empresas Petrochina Internacional, Unipec y PTT y que culminaron en 2018. Solo al cambiar las condiciones del pago de transporte, se mejoró en 90 centavos la tarifa por barril, dijo en una entrevista con este Diario.

¿En los contratos de preventa petrolera había una prohibición de reventa a terceros?

No. Una vez que el crudo sale de Ecuador, lo pueden vender a cualquiera a cualquier precio.

Cuando ud. era ministro se licitó la primera venta spot en varios años y se obtuvo un precio superior al que se facturaba a Petrochina. ¿Cree que esos contratos anteriores no fueron bien negociados?

Publicidad

Lo que se puede discutir es si la fórmula usada fue beneficiosa o no para el Estado. En el gobierno anterior sí hubo un manoseo de la fórmula porque se tomaba el referencial unos días antes de la transacción cuando el precio estaba al alza y en cambio, cuando el precio estaba a la baja, unos días después. Siempre se perjudicaba al país. Cambiamos la fórmula para tomar el referencial un día antes o un día después para tener un número mucho más real del mercado.

¿Qué otros cambios lograron?

El transporte. Los chinos nos cobraban el precio de los barcos pequeños y el embarque se iba en barcos grandes, cuyo costo es mucho más barato. En 2018 se logró que ellos reconocieran el precio real del transporte, así se mejoró en 90 centavos la tarifa por barril. Creo que en los acuerdos anteriores con Petrochina, el país estaba en desventaja por la necesidad de dinero y no fue la mejor negociación.

¿Qué otros beneficios trajo la renegociación?

Publicidad

Me parece que logramos una mejora de $560 millones en el conjunto. Se cambiaron cinco puntos. Se mejoró la tarifa en 90 centavos, multiplique eso por cada barril. Además, en el transporte no se definía el destino, entonces se cobraba como de aquí a China, pero el cargamento se iba a Perú.

¿Eso se negoció en China?

Fui a renegociar la fórmula y posteriormente también fui a negociar un dinero adicional, $900 millones de dólares, fue una ampliación de plazo en los contratos.

¿Esas preventas generaron un mercado de intermediarios a los que Petrochina les vendía el crudo ecuatoriano?

Publicidad

Sí. Petrochina negociaba en, llamémosle en el mar, una vez que el crudo salía de Ecuador.

Existe la firma Petrochina International America Inc. que tiene varias filiales en Estados Unidos. ¿Ellos se encargan de esa negociación?

Normalmente esa Petrochina en Estados Unidos es la que negocia. Nosotros negociábamos con el grupo de Houston. Ellos tienen una empresa que solo se dedica a la comercialización de crudo y existen las otras intermediarias cuyo negocio es comprar y vender crudo, lo que se llama 'futuros de crudo', hay una especie de bolsa y un sistema de venta de crudo en la bolsa de valores de Estados Unidos.

¿Ahí se negocian papeles de embarques de crudo?

Publicidad

Sí, yo le compro el crudo que voy a vender de aquí a un año en septiembre y le pago un precio. Por eso no se puede comparar los precios de las ventas spots con los contratos de largo plazo, son mercados diferentes. No fue la mejor fórmula la que se pactó con Petrochina. Creo que se podía haber conseguido algo más, probablemente habrá una diferencia de unos $2 por barril. Sin embargo hay que entender, y no quiero defender al gobierno del señor Rafael Correa porque yo no concuerdo con ellos, es que el país atravesaba un problema grave de necesidad de fondos y cuando uno está en eso, pues vienen los gallinazos y se aprovechan.

Las dos renegociaciones suman más de 1 400 millones.

Así es, eso es lo real, respetando los contratos porque no queríamos dar la señal al mercado de que no los respetamos pues eso afecta el riesgo país. Dijimos 'Señores Petrochina, Petrotailandia y Unipec, vengan a la mesa, queremos renegociar'. Nos sentamos y tomó un año casi, pero se lo logró.

¿Los $560 millones se obtuvieron enseguida?

Ese beneficio se lo ve a medida que vencen los plazos de los contratos de preventa, creo que el último terminaba en 2024, pero ese fue nuestro cálculo.

¿El beneficio de una venta spot es tener una referencia de precio?

Así es, cuando usted no tiene ventas spots no hay ningún precio referencial y entonces le ofrecen cualquier cosa por su crudo. (I)