El informe Planeta Vivo 2020 del Fondo Mundial para la Natuleza (WWF, por sus siglas en inglés), presentado hoy 10 de septiembre, reveló que globalmente las poblaciones monitoreadas de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios han disminuido en 68 %. En América Latina la reducción promedio fue del 94 %.

El reporte ofrece como uno de sus parámetros más relevantes el Índice del Planeta Vivo (IPV) que mide la abundancia de casi 21 000 poblaciones de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios a nivel global.

El IPV recoge estas tendencias poblacionales para calcular sus cambios porcentuales medios en términos de abundancia entre 1970 y 2016. El índice de este año incluye casi 400 especies adicionales y 4 870 poblaciones más que el último Informe que se publicó en 2018.

Según el estudio de WWF, la causa más relevante de la pérdida de biodiversidad en los sistemas terrestres es el cambio de uso de suelo, principalmente la conversión de hábitats nativos prístinos, como bosques, praderas y manglares, en sistemas agrícolas, mientras que gran parte de los océanos ha sufrido sobrepesca.

Publicidad

¡94% es demasiado! ⚠️ En toda #Latinoamérica, las poblaciones monitoreadas de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios han disminuido un promedio de 94%➡️ https://t.co/xvFqiEM00X#InformePlanetaVivo pic.twitter.com/ZcMgftwggV

“La conclusión es clara: la naturaleza está siendo transformada y destruida a una velocidad sin precedentes en la historia, con un costo muy alto para el bienestar del planeta y de la humanidad. La pérdida de biodiversidad es un auténtico reto para la economía, el desarrollo y la seguridad global”, indicó Roberto Troya, Director Regional de WWF para América Latina y el Caribe.

De acuerdo con el informe, en América Latina y el Caribe la pérdida de biodiversidad se debe en un 51.2 % a los cambios de uso de suelo, incluyendo la pérdida de hábitat y la degradación de los suelos.

Además, el estudio alerta sobre el creciente riesgo de extinción de especies vegetales. Se calcula que una de cada cinco especies vegetales (22%) se halla amenazada de extinción, en su mayoría en zonas tropicales. Su pérdida conlleva graves consecuencias, pues las plantas constituyen los pilares estructurales y ecológicos de virtualmente todos los ecosistemas terrestres. (I)