A partir de mayo, las defunciones en la provincia de Tungurahua empezaron a registrar un incremento, según las estadísticas del Registro Civil. Si se establece un comparativo con las cifras del año anterior, el número de fallecimientos durante la pandemia del COVID-19 es muy superior y por ello autoridades y médicos exhortan a la población a cuidarse.

En mayo de este año hubo 381 decesos, esa cifra superó a la del mismo mes del 2019 cuando se registraron 230. Junio y julio fueron los meses con los picos más altos en Tungurahua, pues las muertes ascendieron a 526 y 607, en su orden. En ambos meses del año anterior hubo 215 y 232 decesos, respectivamente.

Pero ya en agosto de este 2020 el registro de fallecimientos decreció, se ubicó en 369, aunque esa cifra sigue siendo mayor a la del mismo mes en el 2019 que tuvo 247 muertes.

“Gracias a Dios vemos que ha bajado el número de contagios de COVID (19) y con ello también los fallecidos”, comentó Carlos Hidalgo, vicepresidente de la Asociación de Funerarias de Tungurahua.

Publicidad

El dirigente indicó que entre junio y agosto hubo por lo menos ocho muertes diarias, mientras que en las últimas semanas se han registrado entre una y dos por día, cifra que él consideró normal.

Édgar Bravo, coordinador zonal 3 de Salud, aseguró que en el caso de los fallecimientos registrados en las últimas semanas en las provincias de Tungurahua, Chimborazo, Cotopaxi y Pastaza, no se podría decir que hayan bajado o se estabilizó la curva, porque lo que se vive es una pandemia, que evidencia que hay cierta inestabilidad frente al virus.

Por ello, el funcionario insistió en la importancia de la corresponsabilidad de la ciudadanía para el cuidado y cumplimiento de los protocolos de bioseguridad. Más aún, dijo, considerando que a partir del 14 de septiembre habrá menos restricciones por la terminación del estado de excepción.

Por su parte, Patricio Mayorga presidente del Colegio de Médicos de Tungurahua, ratificó que el indicador de exceso de mortalidad estuvo alto durante los meses anteriores y que los casos estaban relacionados con problemas respiratorios y posiblemente con el coronavirus o COVID-19.

UCI, al límite

El dirigente refirió que en agosto se vio una aparente disminución del exceso de mortalidad, pero que debe considerarse que aún las unidades de cuidados intensivos (UCI) del sistema de salud pública están llenas y que esos pacientes tienen una alta tasa de mortalidad, que llega al 50 % o 60 %, por lo que se debe esperar.

Publicidad

Incluso, agregó, con la terminación del estado de excepción un escenario que no se quiere tener es que los casos de contagios y fallecimientos aumenten. Ante aquello Mayorga dijo que será necesario concienciar a la gente, hacer que se empodere de la importancia de cuidarse, porque la pandemia sigue muy activa.

En relación con los casos COVID-19 en Tungurahua, en julio hubo un repunte significativo, porque mientras el 1 de ese mes se registraron 1022 contagiados al 31 aumentó en más del 100 %, pues la cifra llegó a 2083. Al 31 de agosto aumentó a 3348 y hasta este miércoles hubo 3814.

Laboratorio en Ambato

Después de casi cinco meses de anunciarse la entrega en comodato por parte de la Universidad Técnica de Ambato (UTA) del laboratorio de biología molecular al Hospital General Docente Ambato para que se realicen las pruebas PCR del COVID-19, los análisis en dicho centro empezaron a realizarse desde el pasado 30 de agosto.

Carlos Yaule, responsable del laboratorio, mencionó que inicialmente tendrá la capacidad de procesar 94 pruebas diarias y que dependerá de los flujos para ampliarse hasta 180 al día. Mientras, explicó, los resultados se entregarán en un lapso de dos a tres días.

Detalle

Con 2929 casos confirmados de COVID-19 hasta ayer, Ambato es la ciudad con más incidencia de la enfermedad en Tungurahua, según el reporte del Ministerio de Salud Pública (MSP). Le siguen Pelileo, con 464 contagios, y Baños de Agua Santa, que tiene 154 personas con COVID-19. En cuarto lugar se ubica Píllaro con un centenar de casos y Quero con 33 infectados con coronavirus. (I)