La reducción de la contaminación y fomentar un adecuado estado de salud pública, son dos de las tareas que tienen las ciudades. Son los mayores espacios de concentración humana, con las problemáticas que esto conlleva, una de ellas la congestión vehicular.

Muchas de nuestras urbes se han convertido en centros de concentración de automóviles, con algunos inconvenientes: pérdida de tiempo en el tráfico, mayores niveles de estrés, más contaminación ambiental y auditiva, entre otros.

A raíz de la pandemia, que cambió algunos hábitos, se fomentó el uso de transportes ecológicos como la bicicleta. Ante la restricción vehicular, la ciudadanía optó por esta forma de movilización, que aporta al medio ambiente y se convierte en la más idónea para circular sin riesgo de contraer covid, ya que mantiene el distanciamiento físico.

Andrés Mesías, gerente de Smart Mobility, asegura que en ciudades como Quito, donde la mitad de los viajes diarios se realiza en distancias menores a diez kilómetros, trasladarse en bicicleta o monopatines (scooters) no solo es posible sino necesario.

Él considera que la movilidad cambiará pero es importante que cambie la distribución de las ciudades, con la creación de microcentros que faciliten a las personas encontrar lo que necesitan con viajes cortos y eviten que se trasladen por grandes distancias.

Smart Mobility presentó cifras de lo que representa la movilidad en el país:

  • El transporte demanda el consumo de energía equivalente a lo consumido por más de 46 000 hogares en un año
  • Las emisiones de dióxido de carbono por movilización equivalen a la deforestación anual de 28 000 hectáreas de bosque amazónico
  • En 2015, los subsidios a la gasolina fueron de 723,36 millones de dólares, que equivale a construir tres sistemas de tranvía, como el que se hizo en Cuenca

"El crecimiento exponencial del parque automotor implica costos en mantenimiento y aprovisionamiento cada vez más altos por la demanda de espacio que demanda un automóvil, que en comparación a otros medios alternativos de movilidad urbana ocupan 90 % más, lo cual presenta serios desafíos en términos de aprovechamiento de los recursos. La movilidad sostenible aporta a la transformación de las ciudades actuales hacia formas menos vulnerables, más sostenibles y de escala humana", añadió Smart Mobility en un comunicado. (I)