Los casos confirmados de coronavirus en Quito continúan aumentando sin freno mientras en Guayaquil bajan. En los últimos cuatro días en la capital hubo 581 nuevos contagiados; 78 en el Puerto Principal.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, señaló que en Quito y la provincia de Pichincha hay una situación crítica así como en otras ciudades del país, como Latacunga, Riobamba, Cuenca, por la ola de expansión del virus.

“Estamos en la mitad de la pandemia o en un punto en el que no sabemos cuándo va a bajar”, dijo Zevallos vía virtual, en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional.

Mostró estadísticas del “exceso de mortalidad” en Pichincha, comparando 2020 con los dos años anteriores.

Publicidad

En febrero hubo 12,1 % más fallecidos comparado con 2018 y 2019; en marzo, 4,4 % más; en abril, 21 % más; en mayo, 30 % más; y en junio, 40 %. Según esas cifras, hubo 1519 fallecidos o el 11,1 %.

En Quito, los fallecidos confirmados, tomando como referencia los informes gubernamentales, son 572, aunque hay casos probables y por sospecha en un número casi igual.

De acuerdo con el último informe del Municipio de Quito, se han recogido 148 cadáveres extrahospitalarios. De ellos, 15 han sido en la vía pública, 116 en domicilios, 13 en ancianatos y 4 en apoyo a Criminalística de la Policía Nacional.

Zevallos afirmó que en Quito se aplica una estrategia epidemiológica en doce distritos en los cuales hay 70 % de centros de salud. En ese proyecto hay 894 vigilantes de la salud, 556 moradores de barrios, 200 estudiantes universitarios, 120 técnicos de atención primaria de la salud y 18 miembros de sindicatos.

Operativos

Mientras, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional realiza hoy una primera evaluación de los operativos en siete parroquias de Quito, los que se iniciaron el pasado viernes con el objetivo de reducir los contagios en esos puntos.
Fuerzas Armadas, Policía Nacional y entidades municipales reforzaron esos controles en Guamaní, Chillogallo, Belisario Quevedo, Calderón, La Magdalena, centro histórico, Cotocollao.

Publicidad

Según cifras de la Policía Nacional, entre viernes, sábado y domingo, en operativos realizados, 3460 libadores fueron retirados de la vía pública, así como 5922 personas de lugares donde no se respetaba el distanciamiento físico sugerido.

Fausto Salinas, comandante de la Policía del Distrito Metropolitano de Quito, dijo que encontraron que algunas personas estaban ingiriendo bebidas alcohólicas en espacios públicos, fiestas clandestinas, eventos deportivos donde se jugaba fútbol y vóley.

El domingo pasado, agregó el oficial de la Policía, fue un día conflictivo porque hubo muchas personas que querían hacer deporte, pero se las retiró de los lugares públicos.

En un balance preliminar, las aglomeraciones bajaron el 22 % según Juan Zapata, director del sistema ECU-911.
La capital registraba 8252 alertas por aglomeraciones de más de 42 000 a nivel nacional. Se habían reportado 1000 fiestas en domicilios. En escándalos en la vía pública hay 22 148, que se producen entre 18:00 y 01:00 del otro día.

Sobre libadores, la ciudad ocupa el segundo puesto, pues hay 16714 articulaciones de emergencia por personas que beben en la vía pública.

Para evitar que eso continúe, la Prefectura de Pichincha y alcaldes de 7 cantones pidieron al COE nacional la implementación de una ley seca.

En tanto, el Municipio de Quito instalará 40 carpas en diferentes barrios capitalinos para combatir el virus, según escribió en su cuenta de Twitter el alcalde de la ciudad, Jorge Yunda.

En una primera fase se instalarán diez estaciones de triaje, según el Departamento de Comunicación de la Secretaría de Salud del cabildo quiteño. Serán instalados en Chillogallo, Quitumbe, La Ecuatoriana, Guamaní, La Magdalena, centro histórico, Belisario Quevedo, Cotocollao, Calderón y Chimbacalle. No había una fecha definida aún, pues se definen detalles operativos. (I)