A un año y siete meses de que un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) llamó a juicio al exsecretario nacional de Inteligencia (Senain), Pablo Romero, junto al expresidente Rafael Correa por el plagio del activista político Fernando Balda, hecho que ocurrido en Bogotá, Colombia, en el año 2012, el lunes 8 de junio próximo, a las 08:30, se realizará la audiencia de juzgamiento del exfuncionatrio público que permanece el Centro de Privación Provisional de Libertad (CPPL) de El Inca, al norte de Quito,

Romero llegó extraditado desde España a Ecuador el 21 de febrero pasado, debido a que existía contra él un proceso vigente derivado del proceso penal por el secuestro de Balda y en el que era señalado como autor. Contra el exlider de la Senain y el exmandatario ecuatoriano la etapa de juicio se suspendió debido a que los dos estaban en el extranjero como prófugos y el delito de plagio no puede ser sentenciado en ausencia.

El Tribunal que evacuará la audiencia de juicio estará integrado por los jueces nacionales encargados Iván León (ponente), Dilza Muñoz y David Jacho.

Pablo Romero además del llamado a juicio por plagio, mantiene otro llamado a juicio dentro del denominado caso Caminito, en el cual se investiga el delito de peculado ocurrido en una operación de la entonces Senain. Él al igual que otros exfuncionarios de la Senain están a la espera de que se les realice una audiencia de juzgamiento.

Esta situación se suma lo ocurrida el 22 de marzo pasado en la que supuestamente se interceptó un mensaje escrito en un papel que estaba dirigido a Romero.

El hecho fue denunciado por la ministra de Gobierno, María Paula Romo, mediante un mensaje en su cuenta personal de Twitter que decía: “Mientras el país entero está enfocado en atender la emergencia sanitaria, un "pasador" le llevaba esta nota a Pablo Romero (ex SENAIN) en la cárcel. No vamos a bajar la guardia, no vamos a permitir que siembren el caos nuevamente en un momento tan delicado. PD. No le llegó”.

El pasado 2 de mayo, agentes penitenciarios del CPPL de El Inca incautaron un teléfono celular y dos tarjetas de memoria en la celda en la que permanecía Romero. Inmediatamente fue llevado a la Unidad de Flagrancia donde se le inició un proceso por el ingreso de un artículo prohibido en el centro penitenciario.

En el caso por plagio también fueron sentenciados los exagantes de inteligencia Raúl Chicaiza y Jéssica Falcón. Ellos ya están en libertad, pues recibieron una pena reducida cada uno por haber cooperado con la Fiscalía. (I)