Se trata del  Thomasomys salazari. Es un roedor con tamaño corporal mediano dentro del género, que se distingue, entre otros características, por presentar una cola larga, amplia separación entre almohadillas tenar e hipotenar.

Esta nueva especie de roedor, por el momento endémica del Parque Nacional Sangay, ubicado entre las provincias de Morona Santiago, Chimborazo y Tungurahua, presenta una distancia genética de 9.18 % con respecto a Thomasomys caudivarius, su especie hermana que habita en los Andes suroccidentales de Ecuador.

Con este hallazgo, la riqueza del género Thomasomys en el país asciende a 15 especies.

 El hallazgo se publicó en la revista Mastozoología Neotropical. "Esta investigación es producto de un esfuerzo entre varias instituciones de Ecuador, Venezuela y Argentina. La especie fue nombrada como homenaje al ilustre mastozoólogo boliviano Jorge Salazar Bravo", señala el biólogo ecuatoriano Jorge Brito, quien fue parte de la investigación. (I)