Las actividades de la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, ayer en Guayaquil, se dieron bajo el denominador común del apoyo al Sí en la consulta popular.

Empezó a las 08:30 con un conversatorio en la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER), donde se centró en la consulta, haciendo hincapié a varias de las siete preguntas, así como en la defensa de la constitucionalidad de esta, puesta en duda por la oposición por la falta de un dictamen de la Corte Constitucional.

Además, se refirió a las declaraciones del exasambleísta de Alianza PAIS (AP), Raúl Patiño, sobre la supuesta falta de fiscalización durante el anterior gobierno y manifestó que él debía hacerse responsable de sus palabras; y aseguró que en los ocho años que ella fue legisladora sí cumplió esa función.

Vea también: Dos versiones de Raúl Patiño sobre su renuncia a Asamblea

“Si no hubiese sido así, habría dado un paso al costado”, aseguró Vicuña, quien además criticó los daños supuestamente causados por militantes de AP afines a Rafael Correa en contra de la central del movimiento en Quito, a las que calificó como “vandálicas”.

Vea también: Rafael Correa se desafilió de Alianza PAIS

Más tarde, en el parque Samanes, recibió el apoyo del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales para el Sí a la consulta, en el marco de la firma de un convenio entre ese organismo y el Banco de Desarrollo (BDE), para una línea de crédito no reembolsable.

Luego, en el MAAC, Vicuña estuvo presente en el lanzamiento del Plan Nacional de Fortalecimiento de la Formación Técnica y Tecnológica del Ecuador.

Mujeres
Organizaciones de mujeres que son parte del Frente Popular anunciaron su apoyo a la consulta popular, particularmente a la pregunta 4 que se refiere a la reforma que declara imprescriptible el abuso a niños. “Esos crímenes no pueden quedar en el olvido, ni en la impunidad”, dijeron. (I)