José Santos fue representante de Odebrecht en Ecuador y es uno de los delatores que coopera con la Fiscalía de Brasil y Ecuador para aclarar las denuncias de corrupción. Entre la información que ha entregado a la justicia están grabaciones de audio y videos de sus reuniones, por ejemplo, con el vicepresidente Jorge Glas, con Ricardo Rivera y con el excontralor Carlos Pólit. En su versión, rendida el 27 de septiembre, desde Brasil, se ratificó en que entregó dinero a Rivera y que utilizaba a la firma Glory International.

“Ricardo Rivera en junio del 2011 me buscó para indicarme que él era la persona que intermediaba los negocios del sector estratégico para el señor Jorge Glas... Esos proyectos solamente saldrían para que Odebrecht pudiera competir, participar de la licitación, si hubiera un aporte para el ministro coordinador de Sectores Estratégicos. Estos pagos, según Rivera, estaban siendo hechos por empresas chinas que, mencionó, básicamente fueron Sinohydro, CCCC, CWE y Harbin.

Odebrecht podía participar si pagaba un porcentaje, inicialmente del 1% y después del 1,3%. Yo dije que era muy elevado. El señor Rivera dijo que debía hablar con Jorge Glas porque habían definido que no podía ser menor al 4%. Entonces, regresó después de tres semanas (y dijo) que, considerando los montos, aceptaba el 1%, pero que si hubiera contratos mayores podían llegar al 1,3%.

Los pagos me garantizaban acceso directo e incondicional al señor Jorge Glas... en el Ministerio de Sectores Estratégicos y, posteriormente, en la Vicepresidencia de la República.

Publicidad

Yo mantenía con el señor Glas de dos a tres reuniones anuales, solicitadas directamente por Ricardo Rivera... Olga Muentes (NDLR: asistente de Glas) me enviaba mensajes en los que me indicaba ‘el señor Glas le va a recibir el día tal, espere en la recepción de la Vicepresidencia, voy a bajar para que entres sin ser registrado’. Ocurrió desde cuando el señor Glas pasó a ser vicepresidente hasta junio del 2016, cuando grabé la reunión con él.

En las reuniones con Jorge Glas también pedía su gestión sobre los ministros. Muchas veces (los) llamó directamente, delante de mí, y (les) daba las órdenes. ‘Vea, necesita pagar a Odebrecht’, ‘haga esto’, ‘necesita sacar a fulano de tal del contrato tal porque no está cooperando’, ‘sáquelo’. Este contacto era directo con ministros como (Esteban) Albornoz y el ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda.

Otro punto: yo preparaba todas las cartas en las que él iba a solicitar el financiamiento de los órganos públicos brasileños. Todas fueron hechas por mí, preparadas por mí y la empresa, y firmadas por él.

Ricardo Rivera me indicaba que se comunicaba todas las noches por una línea telefónica especial con el señor Jorge Glas. Me llamaba a altas horas de la noche para comentar lo que habían acordado con el señor Glas en relación a mis pedidos. El señor Jorge Glas tenía conocimiento de los pagos de coimas al señor Ricardo Rivera. En una ocasión, en que estuve en la Vicepresidencia, el señor Glas me había indicado que necesitaba $ 1 millón para la campaña de las elecciones del 2014. Yo le dije que no podría honrar ese compromiso, una vez que ya estaba pagando una cantidad enorme a Ricardo Rivera.

Me dijo: ‘No, lo que tú pagas a Ricardo Rivera es por otro tema, ese es un problema mío y de Ricardo Rivera. Aquí te estoy pidiendo $ 1 millón en nombre del Gobierno del Ecuador, en nombre del presidente de la República y necesito apoyo para la campaña...’. Yo le dije: ‘Jorge, desafortunadamente, no tengo, ya pago bastante para ustedes y si quieren contribuir para la campaña, saquen la plata del dinero que yo les he dado’.

Quiero indicar que la grabación fue con el único propósito de enseñar mi acceso diferenciado al señor Jorge Glas... Varias veces hablé con el señor Glas, indicándole si nos reuníamos en otro sitio que sea más seguro y él me indicaba que no, que prefería en la Vicepresidencia porque él creía que ahí estaba más protegido...

Publicidad

Prendía la radio..., cuando quería hablar de temas relacionados con Ricardo Rivera en relación a coimas...: prendía su tablet y preguntaba: José, ¿cómo están los pagos? Siempre he cumplido, Odebrecht es la única empresa que ha cumplido todos sus compromisos, los malos y los buenos.

Cuando regresamos en el 2010 yo fui buscado por Ricardo Rivera. Me dijo: ‘La persona que va a resolver este problema es el señor Jorge Glas. Para esto yo quiero que ustedes me paguen una coima de aproximadamente $ 2 millones’.

No he incluido ese relato en mi declaración a la Fiscalía porque no tenía la prueba de los pagos y esta prueba (la conseguí) cuando el señor Topic (…) indicó que había recibido recursos de la empresa Constructora del Sur... Eso viene del Sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht (NDLR: oficina para el pago de coimas)... Es importante indicar que jamás tuve relación con el señor Topic.

El señor Jorge Glas, por más odio que tenga a Odebrecht, fue quien viabilizó el regreso... Yo he pagado los errores de San Francisco y comisiones al señor Jorge Glas por esos actos. Él ha sacado plata de nosotros.

El señor Jorge Glas y el señor Ricardo Rivera son hermanos siameses, se alimentan y respiran del propio cuerpo. No hay diferencia. (Menciono esto) porque Glas dijo que yo era un colaborador delincuente. Para que sepa: delincuente es el que recibe plata”. (I)