La pandemia de coronavirus forzó a que haya cambios en distintos ámbitos, uno de ellos, en cómo y desde dónde desempeñamos nuestro trabajo.

Muchos estábamos acostumbrados a ir hasta una oficina para desde ahí laborar, sin embargo, ahora es posible hacerlo desde cualquier parte del mundo. Las compañías se adaptan a este cambio, así como los trabajadores, quienes buscan los mejores lugares adonde viajar y trabajar a la vez. Esto además ha obligado a hoteles, centro turísticos, etc. a crear espacios adecuados para recibir a los que se trasladan con ese objetivo.

De acuerdo a una publicación de Infobae, este sistema se ha denominado workation: combina las palabras en inglés work y vacation, que fusiona conceptos opuestos para definir el modo en el que muchos teletrabajadores deciden pasar muchos meses del año.

No obstante, no es algo realmente nuevo y muchos antes ya lo practicaban. Por ejemplo, los hoteleros de todo el mundo están acostumbrados a escuchar preguntas como “¿es el wifi lo suficientemente bueno?, lo necesito para mi trabajo”.

Publicidad

Con la pandemia este sistema se ha vuelto más aceptable, tanto por las empresas como por los compañeros de trabajo. Actualmente, el trabajo remoto se considera una cuestión de eficiencia y flexibilidad; mientras que antes era algo que solo estaba disponible para los freelancers, ahora podría convertirse en un beneficio común de la compañía.

Lo que realmente funciona y lo que no al momento de comprar pasajes aéreos

Un informe publicado por Thomas Cook, Holiday Readiness Travel Report, sobre el futuro de los viajes pos-COVID-19, reveló que para el 75% de los encuestados la salud y la seguridad son la principal preocupación, y el 35% estaba dispuesto a aumentar sus gastos para garantizar niveles más altos de higiene y saneamiento. Mientras tanto, el 72% de los encuestados prefirió marcas de renombre a lo largo de su viaje, incluidos operadores turísticos, cadenas de hoteles, etc.

Los viajeros también analizan la conveniencia de alquilar villas o casas, en las que además puede quedarse un grupo más amplio.

Los países buscan atraer a teletrabajadores

Ante esto, ciertos países o centros turísticos ofrecen planes para quienes desean viajar y trabajar simultáneamente. Aruba, por ejemplo, que se ha reabierto lentamente al turismo, presentó el programa One Happy Workation. Aunque no hay zonas de trabajo específicas, una gran cantidad de hoteles cuentan con centros de negocios para que sus huéspedes puedan laborar.

La estadía mínima en el lugar es de una semana y puede extenderse hasta 90 días, además, los turistas pueden hacer windsurf en los mares del sur del Caribe y disfrutar de maravillosas vistas en una visita guiada.

Publicidad

Los visitantes pueden alojarse en algunos de los mejores hoteles y complejos turísticos de la isla a tarifas con descuento, con wifi de cortesía, para mantenerse productivos. En esta opción además se incluyen los alimentos y las bebidas.

Desde la playa o las montañas, si hay buena conexión a internet, trabajar remotamente no debería ser un problema. Imagen: Pixabay

En lugar de visitar lugares turísticos después del trabajo, los visitantes pueden “vivir como un local”, explorando playas y zonas desconocidas. Pero quienes desean conocer y disfrutar de Aruba deben seguir ciertas normas, debido al coronavirus. Para ingresar se solicita una prueba negativa de COVID-19, están prohibidas las reuniones de más de cuatro personas, es obligatorio usar mascarilla y hay toque de queda de 12:00 a. m. a 5:00 a. m.

Los hoteles se adaptan

En Japón es posible trabajar desde el balcón de una habitación con vistas panorámicas de los parques nacionales. El Gobierno ahora está respaldando financieramente estos parques en todo el país para hacerlos más amigables para el trabajo y ayudar a revivir las economías locales. El Chuzenji Kanaya Hotel, ubicado en el Parque Nacional Nikko, ofrece que, después de trabajar, sus visitantes disfruten de actividades como kayak, ciclismo e incluso stand up paddleboarding.

La Consejería de Turismo del gobierno de Canarias emprendió una campaña enfocada a captar nuevos segmentos: el de los teletrabajadores, entre ellos, con posibilidad de estancias de larga duración. Yaiza Castillo, la consejera de turismo de las islas, destacó también que el perfil de los nómadas digitales es principalmente el de mileniales, el 62% con edades entre los 26 y los 36 años, sin responsabilidades familiares y con ingresos que van desde los 1.000 hasta los 5.000 euros mensuales.

Coronavirus: Cuatro medidas a tomar en cuenta si estás planificando un viaje por vacaciones

Shangri-La Hotels and Resorts se encuentra programando acciones en algunos de sus hoteles con paquetes de vacaciones específicos para atraer turistas locales. Por ejemplo, Kerry Hotel en Hong Kong presenta la serie Summer Staycation, una colección de ofertas adaptadas a las necesidades específicas de los huéspedes en tiempo y forma.

Más cambios a futuro

“La cuarentena ha fomentado la conexión entre el trabajo y la calidad de vida. Pronto será habitual ver a empresas adoptar el hotel office para sus empleados”, indica William Pulvirenti, regional sales manager en Brasil y América Latina de Baglioni Hotels and Resorts.

Y hay quienes van más allá, como citizenM, que nació bajo el concepto de no ser solo un lugar para dormir, sino para trabajar, relajarse y divertirse, como en casa. Rattan Chadha, su fundador, llamó a esta filosofía “lujo asequible para la gente”. Presentaron un programa de alojamiento de 30 días anuales que puede usarse en cualquier ciudad, mínimo siete días en cada localidad y durante todo un año.

7 recomendaciones que puedes seguir para viajar con poco dinero

Este hotel cuenta con 21 hoteles en 14 ciudades: Londres, Glasgow, Ámsterdam, Rotterdam, París, Copenhague, Zúrich, Ginebra, Nueva York, Boston, Seattle, Washington DC, Taipei y Kuala Lumpur.

De acuerdo con una investigación de Booking.com, la generación Z clasifica obtener un trabajo como la experiencia más importante de su vida (91%); y, para un 72%, una de las cualidades más importantes es que este trabajo les permita viajar, y casi la misma cantidad busca un trabajo en el que puedan experimentar otras culturas (68%), lo cual se relaciona por completo con esta idea de poder trabajar remotamente desde cualquier lugar del mundo. (I)