Los amantes de la naturaleza y la aventura cuentan con múltiples opciones para conocer increíbles destinos de lagunas en el país.

Montañas, lagunas y valles son algunos de los principales atractivos turísticos del Ecuador, donde resaltan paisajes andinos dignos de fotografías y postales.

Ecuador cuenta con varias lagunas en las que no solo es posible visitarlas y disfrutar de la experiencia del viaje, sino además realizar actividades cercanas.

Hoy te contamos sobre ellas y lo que puedes esperar en su visita:

Publicidad

1. Cuicocha

Foto: Along Dusty Roads

Ubicada en el cantón Cotacachi de la provincia de Imbabura. Gracias a su origen volcánico, esta laguna goza de aguas azules intensas, formadas por los deshielos del Cotacahi, generalmente a una temperatura de 7 ºC.

Sus cuatro kilómetros de largo y tres de ancho permiten que los visitantes disfruten de excursiones hacia el mirador Cuicocha Loma, comprar artesanías o artículos de cuero, alquilar canoas, e incluso degustar la deliciosa gastronomía imbabureña.

2. La Encañada

Foto: Go Raymi

A 3.002 msnm, ubicada en la parroquia García Moreno de la provincia del Carchi, esta laguna forma parte de una “regadera” que pasa por sus riveras.

Su ambiente rodeado de colinas da paso a bosques de pino, eucalipto, cultivos y pastizales. Turistas llegan a disfrutar y a toparse con aves como mirlos (chiguacos), curiquingues, birichuros, patillos y peces, lo que amplia su conocimiento de la fauna ecuatoriana.

3. Ozogoche

Foto: Gampala

Un despliegue de lagunas quedan en el Chimborazo, dentro del Parque Nacional Sangay, ubicado a 20 km al sur de Guamote.

Las 45 lagunas caracterizadas por su profundidad, clima frío y su llamativo color azul oscuro permiten a los viajeros gozar de sus alrededores. En el lugar existen áreas especiales para acampar, realizar excursiones, observación de aves y ciclismo de montaña. También se ofrece la oportunidad de realizar caminatas, pesca deportiva, compartir vivencias con comunidades indígenas y aventurarse a experiencias inolvidables.

Publicidad

4. Pisayambo

Foto: Archivo

Encontrarás esta laguna en las inmediaciones del Parque Nacional Llanganates, cerca de la vía que conduce a la parroquia San José de Poaló.

Con 3 kilómetos de largo y 2,5 de ancho, el paisaje cristalino está rodeado por un lugar rico en flora y fauna, donde además se puede realizar fotografía gracias a la biodiversidad y el paisaje.

Cabe recalcar que hay ambientes para acampar y practicar pesca deportiva. Según los residentes y sus leyendas, en estos terrenos se podría encontrar escondido el tesoro de Atahualpa.

5. Llaviucu

Foto: Cortesía

Un sendero de postal y una increíble diversidad de flora y fauna rodean la laguna de Llaviucu, un encanto ecuatoriano que forma parte del Parque Nacional Cajas.

Con 45 minutos de recorrido, podrás sentir la brisa fresca, los árboles y ser parte del ambiente de los pequeños animales que se encuentran en el camino.

El lugar conecta inmediatamente al visitante con la naturaleza, y lo relaja con el canto de las aves y algunos patos que son parte del apreciado ecosistema. Llaviucu está ubicado a 20 minutos de Cuenca, provincia del Azuay, en medio de un paisaje lleno de ríos, cumbres montañosas y valles. (E)