En ocasiones puede resultar tedioso crear una buena contraseña que contenga mayúsculas, minúsculas, números, símbolos y más de nueve caracteres, pero es fundamental para proteger la privacidad y no ser víctima del robo de datos.

Tener una contraseña con una buena longitud y complejidad es fundamental para que su crackeo sea difícil o casi imposible. La forma en la que la creamos nuestra contraseña determinará su eficacia frente a los ataques de los ciberdelincuentes.

De acuerdo con la complejidad de la contraseña, el hacker podrá tardarse más o menos tiempo para cumplir el robo de datos. Por ejemplo, todos los que solo tienen cuatro caracteres, no importa que tengan una mayúscula, minúscula, símbolo y un número, ya que el atacante puede descifrarla inmediatamente. Para aquellos que tienen hasta once caracteres en su contraseña, pero todos son números, lo más que un atacante se va a tardar en conseguirla son dos segundos.

La empresa de seguridad Hive Systems ha establecido el tiempo en el que un hacker puede obtener la clave según sus caracteres. La primera columna contiene la cantidad de letras o números.

Publicidad

La segunda es números que tiene la contraseña (Numbers Only). La tercera sobre letras minúsculas (lowercase letters), la siguiente sobre letras mayúsculas y minúsculas (upper and lowercase letters). El siguiente es números, letras mayúsculas y minúsculas (numbers, upper and lowecase letters). La última columna es sobre números, letras minúsculas, mayúsculas y símbolos incluidos en la contraseña (numbers, upper and lowecase letters, symbols).

Hive Systems.

Los expertos aseguran que cualquier contraseña que no esté en color verde o medida como en millones de años para ser descifrada no es de confianza y representa un problema de seguridad.

En el caso de que queramos construir una buena contraseña, esta debe contener:

  • Letras mayúsculas.
  • Letras minúsculas.
  • Números.
  • Símbolos
  • La longitud recomendada mínima estaría establecida en 12 caracteres.(I)