Publicidad

Cómo identificar si una llamada de extorsión es real o un engaño

No acceda a las peticiones por teléfono de un extraño.

Debe estar alerta ante las llamadas de números desconocidos. Foto: Shutterstock

Ante una posible extorsión o estafa por vía telefónica, es importante que la ciudadanía tenga claro quién está solicitando información, antes de darla a personas desconocidas.

Qué hacer cuando reciba una llamada de un número desconocido

“Si recibe una llamada de un desconocido que está tratando de venderle algo que no había planeado comprar, diga “no, gracias”. Y si lo presionan para que dé su información personal –como su número de tarjeta de crédito o de Seguro Social– probablemente se trate de una estafa”, indica la Comisión Federal de Comercio en su sitio web.

Pregunte siempre ¿a quién necesita?, ¿de parte de quién?, ¿qué solicita? Desconfíe de llamadas de números extraños, no responda cosas de su vida personal, mantenga la calma y verifique la información.

Cómo saber que lo están estafando

El Gobierno de México establece algunos factores para tener en consideración:

Publicidad

· El origen de la llamada es un número privado o del que no aparece registro en el identificador.

· Quien llama se identifica con un nombre o alias como “comandante x”, “ingeniero y”, etcétera.

· El delincuente usa la amenaza, principalmente de privar la vida, contra quien atienda la llamada o bien, a los familiares para evitar que interrumpan la comunicación.

· El extorsionador simula que tiene a una víctima con él. Para ello hace uso de la herramienta de comunicación tripartita o conferencia, que puede detectarse con facilidad, pues la supuesta víctima se escucha en un tono más bajo. También es común que utilicen grabaciones con sonidos ambientales como animales en una granja, oficinas, sirenas, sonidos de calle y carretera.

· El delincuente exige un pago al inicio y luego aceptará los recursos que la víctima tenga a la mano. Además, solicita pagos a través de depósitos bancarios o envíos de dinero.

Los estafadores que operan por teléfono no quieren darle tiempo para pensar sobre sus argumentos, lo único que les importa es que usted diga “sí”. Incluso, en algunos casos, le enviarán direcciones de páginas web para que la víctima quede satisfecha. Sin embargo, estos sitios son falsos.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?