Alejandra Rojas nunca imaginó lo que le pasaba a su perrito Spot. Luego de visitar a varios veterinarios, no daban con el problema que afectaba a su mascota, su “perrhijo”. Con el tiempo, ella se enteró de un cuadro médico desconocido cuyo diagnóstico se relacionaba con un problema de columna y articulaciones. “Le diagnosticaron una enfermedad un poco desconocida relacionada con sus articulaciones y su musculatura. Además, le diagnosticaron problemas por hernias discales, una enfermedad que se le iba comiendo las articulaciones, lo que me llevó a buscar alternativas para mejorar su estilo de vida. Para esto, Spot estuvo cuatro meses en fisioterapia. Esto me hizo conocer aún más de estos problemas de columna y articulaciones que aquejan a las mascotas y que son desconocidos por sus dueños hasta cuando el problema está encima. Así vi a muchos perritos. Mi perrito empezó a perder musculatura, comenzó a fallarle una patita trasera, luego una delantera. Luego de un mes, el doctor me dijo que sufría de miastemia grave congénita. Entonces tuve que pensar en los accesorios para mi perro, pero aquellos que ayuden a mejorar su postura. Unos de esos fueron los comederos elevados”, dice Alejandra.

Fue entonces que se le prendió el foco y creó uno. “El Spotcy fue creado pensando en mi perro. Es mucho más cómodo para las mascotas comer con la cabeza alzada y no agachada. La idea es adquirir productos que mejoren su calidad de vida o eviten complicaciones en su salud. Ese fue el motivo número uno de diseñar este comedero. En el mercado hay otros, pero ninguno ayudaba a las necesidades de mi Spot. Fue entonces que lo mandé a fabricar pensando, primero, en la salud de mi mascota; segundo, un diseño que aportara con la parte estética de mi hogar; y, luego, que cumpla con la parte higiénica”.

En el momento en que una mascota eleva la cabeza para comer, señala Rojas, los beneficios son varios. Entre ellos:

Publicidad

  • Evita problemas gastrointestinales al permitirles comer, masticar y tragar adecuadamente.
  • Evita problemas de esófago o lesiones de columna o caderas.
  • Ayuda a las mascotas contra lesiones físicas.
  • Aporta la parte higiénica del hogar, porque se evita el contacto directo del plato al piso.
  • Ideal para perritos adultos o con problemas físicos o digestivos.
Alejandra Rojas y su mascota Spot. Foto: Alex Carrillo J.

Spotcy nació —como muchos otros— durante la pandemia por el COVID-19. “Cuando lo pensé, dudé en materializarlo, porque no tenía tiempo, porque también trabajo en la empresa privada. Pero cuando vi el potencial en las redes sociales en plena pandemia, vi en Spotcy una herramienta para que la gente lo conozca. Se trata de un emprendimiento creado a partir del amor hacia mi perro, mi ‘perrhijo’, hacia las mascotas en general, pero que aporta sobre todo a su cuidado. A través de Instagram no solo se puede adquirir este comedero, sino también que se ha creado toda una red para que la gente conozca sobre adopciones, rescates, búsquedas, tenencia responsable, en fin, hacer conciencia animalista”.

Algo que también ayudó a Spot a no empeorar con su enfermedad fue su mezcla de razas, al ser un cruce de shih tzu con jack russell. “Esta enfermedad de mi mascota fue lo que me llevó a la necesidad de crear este y ahora otros productos, para que nuestras mascotas mejoren su postura”, cuenta Alejandra.

En su primer año, Spotcy se coló entre los favoritos y mejores 20 emprendimientos animalistas del país, y su creadora fue invitada a formar parte de espacios tales como Onda Local, en el Mall del Sol, así como ferias de bienestar animal en algunas ciudaes del país; y recientemente fue invitada a formar parte del equipo de emprendedores del proyecto Épico, del Municipio de Guayaquil. “También nuestro producto es exhibido en el centro especializado en terapia física Fisiopet. Actualmente, Spotcy es marca registrada y cuenta con más de 6.000 seguidores en su cuenta de Instagram: @spotcy.ec; dando a conocer la calidad de mano de obra ecuatoriana y aportando al cuidado de nuestras mascotas, debido a que entre los objetivos principales de este emprendimiento está utilizar como herramienta de apoyo sus redes animalistas para ayuda social”, destaca emocionada Alejandra.

Publicidad

Los distintos comederos Spotcy sirven para mascotas de todas las edades Foto: Alex Carrillo J.

El producto se fue acomodando a las exigencias y necesidades de los consumidores. Es así que, por ejemplo, ya no solo era para mascotas con problemas de postura, sino que también hubo casos de dueños que veían que sus perritos crecían y tenían que comprar un comedero nuevo que, a lo mejor, no era el adecuado. “Pero también es ideal para perritos adultos o que ya tienen su añitos, incluso para cachorros. En este último caso, hay perritos que en sus inicios de vida juegan con la comida, pero con Spotcy esto es imposible. Allí la parte higiénica entra en juego”.

Este emprendimiento ha gustado a muchísmas personas. De hecho, en dos años han vendido unos 300 comederos. “Como medida de publicidad, nuestros comederos los disfrutan figuras públicas que igualmente a través de sus redes aportan a la inclusión de sus mascotas a sus hogares, promueven la adopción y la protección a los animalitos. Entre ellos están María Teresa Guerrero, Verónica Camacho, Karol Noboa, Pamela Cortés, Diego Spotorno, Érika Vélez. En estos dos años, hemos crecido junto a la necesidad de nuestros clientes y los deseos de aportar al cuidado de nuestros amigos, y es con estos conocimientos que vamos diseñando nuevos productos para el petroom de nuestras mascotas y otros accesorios, tales como comederos elevados ajustables, que son regulables dependiendo de las razas o tamaños, para que cuiden su postura desde que son cachorros; organizador de juguetes o accesorios, cama ortopédica, bandanas, bufandas tejidas a mano. Spotcy es un proyecto que nace de amor y nos permite con nuestra experiencia aportar a la salud de las mascotas y a una mejor convivencia”.