El Día del Padre nos estrujamos la cabeza para pensar en un regalo perfecto, un regalo material que los impresione y que utilicen en su día a día. Pero ¿qué tal si los honramos con un bonito mensaje? Y si ese mensaje es en forma de poema, muchísimo mejor.

Seguro que más de uno valora más las palabras de amor, cariño y respeto de sus hijos que cualquier regalo material que puedan hacerle. Por ello, te compartimos una selección de inolvidables frases y versos que puedes dedicarles.

A veces los niños necesitan algo de inspiración para crear unas simpáticas tarjetas.

Algunas de estas frases ambién pueden servir para inspirar a los grandes.

Publicidad

  • La vida no viene con un manual de instrucciones, pero con suerte la mía vino con un papá… ¡Gracias infinitas para ti, mi padre!
  • Para mi papá. Mi superhéroe, mi fortaleza inexpugnable y mi paño de lágrimas. Te entrego lo mejor que tengo para darte… mi corazón.
  • Le doy gracias a Dios por haberme dado un padre como tú y gracias a ti por haberme traído a la vida. ¡Felicidades en este día, papá!
Foto: Shutterstock
  • ¿Qué adorno más grande puede haber para un hijo que la gloria de un padre, o para un padre que la conducta honorable de un hijo?
  • Hoy solo quiero decirte, mi querido papá, que eres el ser que más respeto y admiro.
  • Cuando me equivoco, me ayudas; cuando tengo dudas, me aconsejas, y siempre que te necesito, estás a mi lado. Gracias, papá.
  • Tengo recuerdos de niño en los que te veía gigante, hoy que soy adulto….te veo aún más grande… ¡Feliz día, papá!

Mi querido viejo amigo

Esos tus cabellos blancos, bonitos, ese hablar cansado, profundo, que me lee todo lo escrito y me enseña tanto del mundo. Esos pasos lentos de ahora, caminando siempre conmigo, ya corrieron tanto en la vida. Mi querido, mi viejo, mi amigo.

Aunque no pueda estar a tu lado

Papá, no estás a mi lado ahora, pero no te olvido. Te recuerdo y te extraño todos los días, aunque no te llame para decírtelo. Te recuerdo y te extraño en mis dudas, en mis triunfos y en mis fracasos. Y un día como hoy, más que nunca… Aunque no pueda estar a tu lado... ¡Muchas felicidades!

Mi regalo para papá

El día especial para papá dependerá del lugar en el que te encuentres.

Le regalo a mi papá una sonrisa de plata, que es la que alumbra mi cara cuando de noche me tapa.

Publicidad

Le regalo a mi papá una colonia fresquita, por no soltarme la mano cuando algo me agita.

Le regalo a mi papá una armadura amarilla, que lo proteja del monstruo que espanta en mis pesadillas.

Le regalo a mi papá el lenguaje de los duendes, por entender lo que digo cuando nadie más lo entiende.

Le regalo a mi papá una chistera de mago, en la que quepan mis besos envueltos para regalo.

Las tumbas y nichos estaban decorados ayer luego de las visitas.

Para recordar a los papás que se fueron

Hoy que no te tengo en este día, a mi mente viene el recuerdo de lo que me enseñaste en vida, cuando me cuidabas de pequeño.

Cuando recorro en mi memoria, siempre pienso, observo mi pasado, cuánto amor y consejos me has dado, todo lo mejor me lo has brindado.

Padre querido, tus enseñanzas por mí jamás serán olvidadas, lo hiciste con mucha constancia, durante toda mi tierna infancia.

Mirando hoy que ha pasado el tiempo, atesoro muchos sentimientos, pues conservo en mis pensamientos todos nuestros mágicos momentos.

Te extraño hoy que no estás conmigo, dejaste dolor con tu partida, y aunque no haya sido el mejor hijo, te recordaré toda la vida.

Para los más pequeños de la familia

En este Día del Padre yo te quiero regalar este bonito poema que te voy a recitar.

Cuando juego con mi padre siempre le quiero ganar, aunque con el rabillo del ojo yo lo trato de imitar.

Cuando yo sea grande quiero ser como papá, fuerte y valiente si hace falta, dulce y cariñoso de verdad.

Aunque sabes que te quiero, hoy te lo voy a decir con estos bonitos versos que me aprendí para ti. (E)