El clan familiar de los Guzmán se ha desviado un poco gracias a César, uno de los trece hijos del narcotraficante más influyente de los últimos tiempos, que se ha negado a dar un paso en el mundo de la droga. Recordemos que Joaquín el Chapo Guzmán, su progenitor, es uno de los narcotraficantes más conocidos del planeta y fundador del cartel de Sinaloa en México.

Los hijos más conocidos del Chapo son Iván Archivaldo, Jesús Alfredo, Ovidio y Joaquín; todos buscados por la ley y parte del mundo delictivo, gracias al narcotráfico, a diferencia de César, quien no es parte de la industria.

César Guzmán es hijo de María Alejandrina Salazar Hernández y hermano de Alejandrina Gisselle, la primogénita del narcotraficante, quien dio mucho que hablar por su ostentosa boda, el 25 de enero de 2020. Pero ¿a qué se dedica César?

Lujos y seguridad extrema, así fue la boda de la hija del “Chapo” Guzmán

Pues bien, él y su hermana se dedican a negocios ligados con los sectores farmacéuticos, además están a cargo de servicios médicos, artículos escolares y de oficina (Gissell Artículos Escolares y de Oficina, S. A de C. V. fundada en 1990), según recoge el portal peruano El Comercio. Sin embargo, sus inicios se remontan a 2009, cuando César entró al sector inmobiliario con JDOBLECG Construcciones, S. A de C. V., de la que fue socio con 80% de las acciones de la compañía, que estaba inscrita en la ciudad de Guadalajara, pero tenía sede en Zapopán, Jalisco.

César también formó parte de Gissell Artículos Escolares y de Oficina S. A., una compañía fundada por miembros de la familia de su madre y que estuvo inscrita en el registro público de Guadalajara hasta el 2000. En aquel año, César y Alejandrina Gisselle quedaron como socios de la empresa al 50%.

Prendas con imagen del 'Chapo' se venden hasta por 784 dólares

Después de la captura final del Chapo y su extradición a Estados Unidos, César decidió regresar al mundo empresarial introduciéndose en el sector de moda, en el cual lanzó una línea de ropa dedicada al narcotraficante llamada El Chapo 701, en julio de 2019.

Cabe recalcar que Alejandrina Gissell tiene estudios universitarios y es médico cirujano desde 2005. (I)