Un estudio publicado el pasado miércoles en la revista The New England Journal of Medicine dio detalles sobre la efectividad de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca contra las variantes delta y alfa del SARS-CoV-2.

En la publicación, que recoge datos de institutos de salud británicos, se indicó que una dosis de la vacuna BNT162b2 (de Pfizer) daba una efectividad de alrededor del 36 % para la delta y de 47,5 % para la alfa; mientras que ChAdOx1 nCoV-19 (de AstraZeneca) dio el 30 % para la delta y 48,7 % para la alfa.

En cambio, la efectividad con la dosificación completa (dos dosis) elevaba notablemente la protección. Es así como la vacuna de Pfizer registró una efectividad del 88 % mientras que la de AstraZeneca alcanzó 67 % para la delta; y en el caso de la alfa, el porcentaje fue del 93,7 % para la primera y del 74,5 % para la segunda.

En total, se vincularon 38.592 pruebas secuenciadas de mayores de 16 años de Reino Unido, la variante alfa se detectó en 14.837 muestras y la variante delta en 4.272.

“En general, encontramos altos niveles de efectividad de la vacuna contra la enfermedad sintomática con la variante delta después de recibir dos dosis. Estas estimaciones fueron solo modestamente más bajas que la estimación de la eficacia de la vacuna contra la variante alfa. Nuestro hallazgo de una eficacia reducida después de la primera dosis respaldaría los esfuerzos para maximizar la absorción de la vacuna con dos dosis entre los grupos vulnerables en el contexto de la circulación de la variante delta”, indicaron los investigadores.

Ante esta situación, los especialistas hacen un llamado para acelerar la vacunación y así frenar el avance de la variante, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que será dominante próximamente. (I)