La vacuna contra el covid-19 de Moderna ha mostrado una efectividad del 96 % en ensayos llevados a cabo con niños y adolescentes de 12 a 17 años, anunció este jueves la compañía estadounidense.

Según Moderna, la vacuna fue generalmente bien tolerada y no ha generado hasta ahora ninguna preocupación seria en materia de seguridad, con efectos secundarios similares a los registrados en adultos, que incluyen dolores de cabeza, fatiga o escalofríos.

Los datos se basan en un estudio inicial con más de 3.000 participantes en Estados Unidos que recibieron al menos una dosis de la vacuna

Hasta ahora, la vacuna de Moderna está autorizada para mayores de 18 años, mientras que la de Pfizer y BioNTech, basada en una tecnología similar, se usa a partir de los 16 años y se espera que sea aprobada de forma inminente en Estados Unidos para los niños mayores de más de 12 años.

Publicidad

Pfizer anunció esta semana que prevé además solicitar la autorización de emergencia para su vacuna en niños de 2 a 11 años en septiembre y para los de 6 meses a 2 años en noviembre.

Moderna, mientras tanto, no ha dado plazos, pero también tiene en curso un estudio de fase 2 en menores de entre 6 meses y 11 años.

La firma biotecnológica anunció además que tiene previsto solicitar a lo largo de este mes la aprobación plena de su vacuna en Estados Unidos, que hasta ahora se usa bajo una autorización de emergencia, lo que le permitiría comenzar a venderla de forma directa y no únicamente a través del Gobierno.

Moderna, que hoy dio a conocer sus resultados trimestrales, ingresó entre enero y marzo 1.700 millones de dólares gracias a las ventas de su vacuna contra la covid-19, lo que le permitió cerrar el primer trimestre del año con unas ganancias de 1.200 millones de dólares, el primer beneficio neto de su historia.

El miércoles, la empresa había anunciado que la dosis de refuerzo que está probando para hacer frente a las variantes de coronavirus de Sudáfrica y Brasil ha dado resultados prometedores, puesto que incrementa la presencia de anticuerpos que neutralizan esos virus mutantes.

Además, dijo que una dosis de refuerzo de otra vacuna que ha desarrollado, y que denomina mRNA-1273.351, generó una respuesta inmunitaria incluso mejor que la de su vacuna actual ante la variante sudafricana.

Durante la presentación de resultados, el consejero delegado de Moderna, Stéphane Bancel, vaticinó este jueves que en los próximos meses seguirán surgiendo nuevas variantes del virus a medida que llega el invierno al hemisferio sur.

“Creemos que las inyecciones de refuerzo serán necesarias porque pensamos que el virus no va a desaparecer”, señaló Bancel. (I)