La tiroides es una glándula que tiene forma de mariposa y mide unos dos centímetros. Se ubica en la base del cuello, justo delante de la garganta y su función principal es liberar hormonas específicas por el cuerpo para regular las funciones vitales como la respiración, el ritmo cardíaco o el metabolismo entre otras.

El portal Thanc Guide explica que un desequilibrio en los niveles de hormonas tiroideas puede desencadenar efectos negativos tanto las funciones corporales como el estado de ánimo.

10/07/2022. La ecografía, la gammagrafía, la tomografía y el ultrasonido son exámenes de imágenes sugeridos en las enfermedades de la tiroides. LA REVISTA, SALUD Foto: El Universo

¿Qué señales indican problemas de tiroides?

1. Niebla cerebral: si la tiroides está descontrolada, el funcionamiento cognitivo también puede verse afectado, la confusión mental puede ser señal de hipotiroidismo. Y traer síntomas como dificultad para concentrarse, olvido, energía baja, somnolencia, explica Health.

Publicidad

2. Alteraciones en el apetito, digestión y peso: en este aspecto influyen factores como la edad. El hipertiroidismo suele aumentar el apetito, aunque se asocia con la pérdida de peso, este puede subir por el aumento de apetito. Los síntomas pueden cambiar con la edad, por ejemplo, los mayores de 60 años pueden sentir menos apetito.

3. Intolerancia al frío y al calor: entre los síntomas del hipotiroidismo están la dificultad para tolerar el frío. Por su parte, la tiroides hiperactiva puede hacer que quienes tengan hipertiroidismo sean intolerantes al calor.

¿Qué pasa cuando a un diabético se le duermen las piernas? Cómo prevenir o retrasar daños en los nervios

4. Dificultad para dormir: entre los síntomas de la tiroides en cuanto a trastornos del sueño se encuentran el insomnio, el síndrome de piernas inquietas y la apnea obstuctiva del sueño.

Publicidad

5. Piel o cabello seco: la enfermedad de la tiroides puede generar problemas en la piel, las uñas y el cabello tales como uñas quebradizas, secas y gruesas con crestas; cambios en la rapidez con la que crecen las uñas; punta del dedo hinchada y engrosamiento encima de la uña; líneas profundas en las palmas; piel descolorida, seca, pálida o con picazón; ojos saltones; erupciones, especialmente en los pliegues de la piel; heridas de lenta curación y cambios en la estructura del cabello entre otras.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias