Expertos de salud han argumentado durante mucho tiempo que no hay una cantidad segura para fumar, pero, aun así, muchas personas asumen que un par de cigarrillos no hacen daño.

Un informe publicado en la revista científica British Medical Journal pone fin a esa idea: encontró que fumar entre uno a cinco cigarrillos por día incrementa el riesgo de patología cardiaca y cerebrovascular.

Este informe sobre tabaquismo leve y enfermedades cardíacas combina los resultados de muchos estudios: 141 en total, que involucran a casi 13 millones de personas. Los resultados del estudio fueron inesperados, dijo el autor principal del estudio, Allan Hackshaw, subdirector de Cancer Research UK, organización benéfica de investigación y concienciación sobre el cáncer, en una entrevista al Washington Post.

Si bien fumar solo un cigarrillo al día redujo el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular a aproximadamente la mitad en comparación con fumar un paquete, ese riesgo de un día seguía siendo significativo.

Publicidad

Los hombres que fumaban un cigarrillo al día tenían un 48% más de riesgo de cardiopatía coronaria que las personas que nunca habían fumado, mientras que las mujeres tenían un aumento del 57%. Y tanto en hombres como en mujeres, los investigadores encontraron un aumento de alrededor del 30% en el riesgo de accidente cerebrovascular.

“Los fumadores deben tratar de dejar de fumar en lugar de reducir para evitar gran parte del riesgo de enfermedad cardiovascular”, dice Hackshaw.

Se reduce consumo pero no se deja de fumar

Los hallazgos de este nuevo estudio son particularmente convincentes si se considera la tendencia que muestra que los fumadores están reduciendo el hábito, pero no lo están abandonando. Por ejemplo, los fumadores en los Estados Unidos que encendían menos de 10 veces al día aumentaron del 16 al 27% entre 2005 y 2014.

La proporción de fumadores en Gran Bretaña que consumen de uno a cinco cigarrillos al día ha aumentado constantemente, del 18% al 24% entre 2009 y 2014.

Ciertamente, fumar menos es mejor que más (“Reduce el daño”, dice Hackshaw), pero no produce los mismos beneficios que dejar de fumar. “La relación no lineal entre la cardiopatía coronaria y el bajo consumo de cigarrillos no es conocida por el público en general ni por los profesionales de la salud”, dice Hackshaw.

En un estudio de 2015 de casi 25 000 adolescentes estadounidenses publicado en la revista Pediatrics, solo el 35 por ciento de los fumadores leves, definidos como aquellos que consumen 10 o menos cigarrillos al día, consideraban que sus hábitos estaban asociados con “mucho daño”.

Los autores del informe concluyeron que “no existe un nivel seguro de tabaquismo para las enfermedades cardiovasculares. Los fumadores deben dejar de fumar en lugar de reducir, utilizando ayudas adecuadas para dejar de fumar si es necesario, para reducir significativamente el riesgo de estos dos trastornos principales comunes “. (I)