Dejar el consumo del cigarrillo puede traer beneficios, esto con base en estudios científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se informó que la terminación del consumo de tabaco permite aumentar los años de esperanza de vida para los fumadores.

La cantidad de años varía según la edad en la que se deja de fumar. Dejar el cigarrillo durante la juventud es más favorable: se ganan más años.

Lo que establece la OMS es lo siguiente: si una persona que fuma tabaco lo deja a los 30 años de edad, ganará casi 10 años de esperanza de vida. En tanto, si lo abandona a los 40 años de edad, se ganan 9 años de esperanza de vida. Cuando los fumadores ya tienen 50 años y dejan el consumo, se ganan 6 años de esperanza de vida. Hacia los 60 años de edad, se ganan tres años de esperanza de vida.

De acuerdo con la OMS, la decisión de dejar el consumo de tabaco también es beneficiosa para las personas que conviven con el fumador, en estos casos se disminuye el riesgo adicional de muchas enfermedades relacionadas con el tabaquismo pasivo.

Beneficios inmediatos

  • Tras solo 20 minutos de dejar de fumar, su ritmo cardiaco desciende.
  • En doce horas, el nivel de monóxido de carbono en la sangre se normaliza.
  • Entre dos y doce semanas, la circulación mejora y la función pulmonar aumenta.
  • En un plazo de uno a nueve meses, la tos y la dificultad para respirar disminuyen.

Un estudio elaborado por científicos de la Biblioteca Cochrane reveló que las personas que dejan de fumar durante, al menos, seis semanas sienten menos depresión, ansiedad y estrés que las personas que siguieron fumando. Quienes dejaron de fumar también experimentaron un bienestar psicológico.

Además se realizó una revisión de 102 estudios observacionales con más de 169.500 participantes. Los autores combinaron los resultados de 63 de estos estudios que compararon los cambios en los síntomas de salud mental de las personas que dejaron de fumar. (I)