Una vez finalizadas las fiestas de Navidad y fin de año, es hora de poner en orden la alimentación. En diciembre y enero, las personas tienden a cambiar sus rutinas de alimentación aumentando el consumo de proteínas y de bebidas alcohólicas.

El hígado es uno de los órganos más afectados ante esta situación ya que es el encargado de procesar la mayor parte de niveles químicos de la sangre y ayuda a descomponer las grasas.

Descubre cómo desintoxicarse tras las fiestas por Navidad y Año Nuevo

Varios especialistas coinciden en que es necesario mantener una dieta saludable en las próximas semanas para favorecer su recuperación y limpieza.

Se debe incrementar el consumo de vegetales así como de líquidos como infusiones y agua. Se recomienda mantener este tipo de alimentación entre dos a tres días seguidos para la depuración.

Publicidad

Aquí citamos algunos grupos vegetales y frutas que podemos combinar y licuar cada mañana:

  • Hojas de menta, zanahoria, remolacha y pepino.
  • Limón, naranja y hojas de lechuga.
  • Sandía, linaza triturada y jengibre rallado.
  • Piña, jengibre, chía, manzana verde y col silvestre.
  • Tomate con jugo de limón.

Recuerde consultar con un especialista de la nutrición que puede acompañar el proceso tanto después como antes de las actividades. (I)