El colágeno es esa proteína maravillosa que tiene entre sus funciones darle firmeza y elasticidad a la piel, al igual que mantener la salud de tus músculos, ligamentos, tendones y articulaciones.

Aunque el organismo lo produce de forma natural, deja de hacerlo a partir de determinada edad por lo que empiezan a mostrarse signos de envejecimiento, como por ejemplo, las arrugas.

A través del portal web O globo, la endocrinóloga Isabela Bussade explica que además de esta pérdida natural, nuestro cuerpo está expuesto a procesos oxidativos que aceleran la degradación del colágeno, como la exposición al sol y la contaminación.

Algunos otros factores que provocan esta aceleración son un alto nivel de inactividad física, deficiencias de vitaminas, fumar e incluso la fase de transición a la menopausia de las mujeres.

Publicidad

Los deportistas o los que exageran en los ejercicios, también son un grupo susceptible ya que utilizan mucho estos tejidos en los que abunda el colágeno.

¿Quieres aumentar tu producción de colágeno por las noches? Con estas cenas será posible y sin tomar pastillas

En casa, invierta en productos de la familia de los antioxidantes, como vitamina C, retinoles (retinol) y alfa-hidroxiácidos (ácido glicólico).

Qué ayuda a mantener la elasticidad de la piel

Lo alentador es que existen alternativas para reponerlo y así mantener nuestra piel saludable por mucho más tiempo. La endocrinóloga señala que para lograr la reposición de colágeno hay que tomar en cuenta estos aspectos:

  • La actividad física regular
  • El uso de protector solar
  • El consumo de proteína animal.
  • Una dosis diaria de entre 5 y 15 g de suplemento de colágeno hidrolizado, ya sea bovino, marino o derivado de aves. Puede ser en polvo o cápsula, preferiblemente con la comida.
  • Niveles adecuados de vitamina C en la dieta o la suplementación, para estimular la síntesis de este colágeno. La vitamina se puede ingerir en jugo de naranja, limón, piña, efervescente o en cápsula gelatinosa.
  • Incluir en el menú diario proteínas como huevos, leche y carnes magras.

El ayuno intermitente a largo plazo y las dietas cetogénicas pueden acelerar la descomposición del colágeno. No deben hacerse sin un control adecuado.

Para la dermatóloga Paula Bellotti, la prevención es muy importante y considera que en el campo de la dermatología, también se admite tomar varias medidas, entre ellas:

Publicidad

  • El uso de la protección solar de forma adecuada, desde temprana edad.
  • En casa, invierta en productos de la familia de los antioxidantes, como vitamina C, retinoles (retinol) y alfa-hidroxiácidos (ácido glicólico).
  • Entre los equipos tecnológicos más conocidos y utilizados para este fin, el principal es el ultrasonido, que causa inflamación dentro de la piel, estimulando al propio cuerpo a producir colágeno nuevo.

Estas son las frutas que ayudan a producir colágeno de manera natural, porque contienen vitamina C y azufre

También existen microneedling robóticos con radiofrecuencia, sobre el mismo principio de producción de colágeno, y bioestimuladores inyectables, a base de ácido poliláctico, que actúan como aceleradores de los resultados.

En definitiva, no es suficiente utilizar cremas, cápsulas o polvos que prometan embellecer la piel, es necesario reponer el colágeno perdido con acciones más efectivas y eso significa poner en práctica una serie de hábitos y recursos unidos a una buena dosis de paciencia. El resultado será visible con el tiempo, de manera gradual y sutil.

(I)

Te recomendamos estas noticias