Seguramente se habrá dado cuenta que en la relación de pareja, luego de años de convivencia, no se dan los besos con la misma intensidad que al principio. Cuando estaban comenzando los besos eran apasionados, húmedos, poderosos.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué dejamos de besarnos como antes? Esto puede obedecer a diversas razones que justifiquen el abandono de esta práctica tan romántica y también muchas las causas.

Por qué las parejas se besan menos

En otras décadas, “besar era un signo de compromiso: una señal para tu pareja con la que le indicabas que te ibas a quedar a su lado”, asegura Valerie Curtis, doctora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Significaba que las personas comenzaban a darse besos como señal de que esa persona no le daba asco y como muestra de compromiso. Entonces, ¿si dejamos de hacerlo con nuestra pareja significa que la relación ya está muerta?

Publicidad

Las 10 recomendaciones para mejorar la comprensión de la pareja

Si ya no besa nunca más a su pareja es porque siente repulsión por ella o él, por lo que debería sentarse conversar sobre ello con la pareja e irse. Foto: Sjale

Cómo besas a tu pareja

Según la doctora Curtis, sí, porque puede ser una señal de que el asco ha vuelto de nuevo. “La psicología de las relaciones muestra que una de las primeras señales de que un matrimonio está en peligro”:

  • Cuando el asco o disgusto comienza a tomar la delantera.
  • Cuando comienza a molestar el olor de los pies, por ejemplo. Es la primera señal de que ya no amas a esta persona.

Esto concluye que, si ya no besa nunca más a su pareja es porque siente repulsión por ella, y según Curtis deberían sentarse a conversar sobre ello o irse. Pero si besas poco la cosa no pinta tan mal.

¿Quiere decir entonces que si me beso poco con mi pareja también debería terminar la relación?

Según una encuesta realizada por la Fundación Británica del Corazón, el 18% de las personas casadas puede pasar hasta una semana sin besar a su pareja. Mientras que el 40% besa solo durante cinco segundos o menos, tal como reseña The Objetive.

Publicidad

Esto significa que besar poco cuando se lleva mucho en una relación es normal. Inclusive, otro estudio reveló que ocho de cada diez parejas no se besan antes de irse a la cama.

¿Cuáles son y cómo cambian las seis etapas de las relaciones de parejas?

Así que, si es su caso, no se preocupe, porque sucede en la mayoría de los casos y puede deberse a varios factores. Foto: Erstudiostok

Factores

Así que, si es su caso, no se preocupe, porque sucede en la mayoría de las casas, y puede deberse a varios factores:

  • Rutina: Llevas besando la misma boca años, incluso décadas, y ya no te apetece como antes, pero no es ni bueno ni malo, es normal. La pareja ya es estable y no hay necesidad de conquistar nada más, solo cultivar su afecto.
  • Pérdida de pasión: Si besas poco y cuando lo haces te da asco, pues mal asunto. Si besas poco porque has perdido la pasión por tu pareja, siempre se puede reavivar. La cosa es si quieres intentarlo o no.
  • Niños y problemas varios: Los factores externos de la vida acaban pasando factura en la libido de las personas y eso se nota también en los besos. Es un problema que se puede arreglar, si se quiere.

(I)

Te recomendamos estas noticias